Sarlat y el Valle de Dordoña

Inspiración

Valle del DordoñaPueblos & Campiña

El animado centro histórico de Sarlat, en Dordoña-Périgord.
© Luc Fauret - El animado centro histórico de Sarlat, en Dordoña-Périgord.

Tiempo de lectura: 0 minPublicado el 15 enero 2018, actualizado el 6 junio 2024

Esta ruta en coche por Dordoña-Périgord, tiene como punto de partida Sarlat, capital del "Périgord Negro", llamado así por sus bosques oscuros, y que nos recuerda también el color de las trufas de esta región. De Sarlat al Valle del Dordoña, un circuito de tres días en coche a través sus castillos, yacimientos prehistóricos, jardines y pueblos con encantos.

Día 1 - Ir al encuentro de los ilustres

Sarlat-la-Canéda, France

La ciudad medieval de Sarlat es única.
© Mathieu Anglada - Oficina de Turismo de Sarlat - La ciudad medieval de Sarlat es única.

Declarada localidad de Arte e Historia, la cité medieval de Sarlat es famosa por su excepcional concentración de monumentos históricos por m² (66 en 11 hectáreas). Su arquitectura se presta bien a todos los rodajes históricos: callejones sinuosos, viejos edificios restaurados...

Esta localidad medieval se ha desarrollado alrededor de una gran abadía benedictina de origen carolingio. Gracias a una ley sobre la restauración de los sectores protegidos, la ciudadela medieval con tejados de piedra de Lauze fue salvada del modernismo. Por ello, podrás admirar la casa de Etienne de la Boétie (filósofo amigo de Michel de Montaigne), una de las más destacadas de la región, y caerás rendido ante los encantos de los edificios medievales y de los palacetes renacentistas.

«Parce que c’était lui, parce que c’était moi» ("Porque era él, porque era yo")... quizás conozcas esta frase sobre la amistad, pero no su autor. Es de Etienne de la Boétie, uno de los périgourdinos de fama internacional. Del autor del "Discurso de la servidumbre voluntaria", se admira todavía su casa donde nació en 1530 y vivió, en el casco antiguo de Sarlat. Clasificada como monumentos históricos en 1889, la fachada de esa casa es un magnífico ejemplo del Renacimiento italiano, típico del reinado de Francisco I.

Castillo de Fénelon en Sainte Mondane, Dordoña-Périgord.
© Déclic&Décolle - Castillo de Fénelon en Sainte Mondane, Dordoña-Périgord.

Otro autor nacido en un pueblo cerca de Sarlat, fue François de Salignac de la Mothe Fénelon quien escribió las "aventuras de Telemachus ». Su castillo amueblado se visita. El castillo de Fénelon en Sainte Mondane, está construido sobre una sucesión de terrazas rocosas. Combina hábilmente el carácter guerrero de la Edad Media con la elegancia del Renacimiento.

Más cerca de nosotros, sin duda conoces al fotógrafo francés Robert Doisneau. En la Estación de Carlux, cerca de Sainte Mondane, ven a descubrir las Galerías de Arte fotográfico dedicadas a este fotógrafo humanista quien disfrutó de sus vacaciones en Dordoña Perigord. A menos que estes interesado por la antigua dueña del castillo de Milandes, ¡Joséphine Baker! Construida en el siglo XV, su residencia es resueltamente moderna, con unas chimeneas de estilo renacentista que se combinan con las habiaciones de año Art Déco. Rodeada de cuidados jardines, ofrece un interesante recorrido biográfico por la vida de la gran artista americana.

Día 2 - Rumbo al valle del Dordoña, tierra pueblos con encanto y castillos medievales

La Roque-Gageac, France

La Roque Gageac, uno de los "Pueblos más Bellos de Francia", en Dordoña-Périgord
© La Roque Gageac - La Roque Gageac, uno de los "Pueblos más Bellos de Francia", en Dordoña-Périgord.

Célebre por sus pueblos con carácter que figuran entre los "Pueblos más bellos de Francia”, vas a cruzar la bastida de Domme, desde la cual se pueden disfrutar de una de los mejores panorámicas de la región, pasear por el pueblo de La Roque-Gageac, ubicado en el hueco de un meandro del río Dordoña, el de Belvès, encaramado sobre un promontorio rocoso situado en el Valle Nauze o el pueblo de Castelnaud-la-Chapelle, con sus calles adoquinadas y sus casas perfectamente conservadas.

También, el valle del Dordoña ofrece sensacionales castillos a visitar. De cada lado del río, dos castillos medievales se hacen frente: el de Beynac, edificado a principios del siglo XI para defender el valley y el de Castelnaud, que alberga el museo de la guerra. Remontando el río, el castillo de Fénelon, es otra referencia como castillo medieval en la zona. Alzando su poderosa arquitectura detrás de tres murallas, ha conservado intacto su sistema defensivo, así como su techumbre de piedra lisa típica de la zona.

En las entradas de la cite medieval de Sarlat, el Castillo de Puymartin es famoso por su leyenda de la dama blanca.

Día 3 - Disfrutar de la naturaleza para probar el turismo activo

El castillo de Castelnaud visto desde el río Dordoña.
© CDT24 - El castillo de Castelnaud visto desde el río Dordoña.

Reconocida reserva mundial de la biosfera por la UNESCO, el río Dordoña es un ejemplo en términos de preservación del medio ambiente. En este entorno preservado, es muy agradable navegar por el rio que sea en canoa o en gabarra a través los castillos y pueblos medievales. Las gabarras son accesibles desde los pueblos de Beynac-et-Cazenac y de La Roque Gageac.

Hacer una ruta en bicicleta a lo largo del río Dordoña por la vía verde para tomar una burbuja de aire sano. Muy plana y sombreada, es la ocasión de tomar un descanso de picnic, de visitar uno de los pequeños pueblos cruzados o de nadar en el río.

La zona ofrece muchos recorridos para senderismo. Actualmente, con tu familia puedas probar "Terra Aventura". Es una entretenida búsqueda de tesoro que se puede descargar via una appli en tu mobil. Aunque prefieras un paseo por los jardines catalogados "Jardins Remarquables" como los de Marqueyssac con su vista panorámica y sus actividades (la via ferrata, …) o los de agua en Carsac Aillac. Estos jardines acuáticos están dedicados a la exuberancia del loto, nenúfares de agua.

Sarlat en el Périgord Negro, ¡ineludible!

El nombre de Sarlat evoca por sí solo delicias gastronómicas y culturales. Su fama mundial está ligada a su rica historia, que se remonta a la Edad Media. Su evolución a lo largo de los siglos le ha legado un patrimonio excepcional.

Por France.fr

El equipo editorial de France.fr sigue las tendencias y noticias del destino para contarte acerca de una Francia que innova y regenera sus tradiciones. ¿Nuestra pasión? Contar historias y encontrar los talentos que harán que quieras descubrir nuestros territorios.

Ver más