Burdeos

Destino

BurdeosCiudades

 ISTOCK -MARLOGUTL
© ISTOCK -MARLOGUTL

Cuando pensamos en Burdeos, lo primero que se nos viene a la cabeza es vino. Con 60 denominaciones de origen y 7.000 viticultores, ¿no es la ciudad la capital de los viñedos más antiguos del mundo? Pero para conocer Burdeos, ¡también hay que pensar en el agua! Durante un paseo a orillas del Garona y el estuario del Gironda, podrás combinar cultura, naturaleza y enoturismo de un castillo a otro. Y mientras nos dirigimos hacia el sur, nos llenamos de energía oceánica saboreando unas cuantas ostras frescas, con los pies en la arena de la bahía del Arcachon... Todo un arte de vivir.

Lo esencial de tu viaje a Burdeos

Para visitar Burdeos, el agua es el hilo conductor. El rico patrimonio del siglo XVIII de este antiguo gran puerto comercial se extiende a lo largo de las orillas del Garona, a lo largo de los muelles inscritos por la Unesco, alrededor de la Plaza de la Bolsa y de su famoso espejo de agua.

La Cité du vin, descubriendo los grandes vinos

Si la orilla del río fue elegida para la Cité du Vin, fue también para que el dorado de su espectacular arquitectura se reflejara en sus aguas e ilustrar así las incesantes variaciones del color del vino... ¡Mezclar agua y vino, había que atreverse! El interior del edificio invita a sumergirse en el corazón de las civilizaciones del vino, su bóveda de madera evoca los barcos, el vino que viaja. Es el preludio de una visita al Museo Marítimo y de la Marina, que surge en el corazón del bassins à flot, el histórico puerto de Burdeos en el siglo XIX. Sus 13.000 m2 dedicados a la gran historia de la aventura marítima en Burdeos pretenden también devolver a la ciudad del vino su pasado atlántico.

Viaje fluvial al océano Atlántico

¿El Atlántico? Para llegar a él, basta con seguir el río Garona tras la estela de los embarcaciones de antaño. En el camino, tendrás que hacer una parada en el estuario del Gironda, el más grande de Europa con sus 635 km2 de paisajes salvajes donde se unen las aguas del Garona y del Dordoña. En Blaye, la ciudadela se alza sobre un promontorio rocoso. Proyectado por Vauban, esta fortificación defensiva clasificada por la Unesco también alberga un pueblo de artesanos y artistas y un micro viñedo orgánico de 15 hectáreas.

La bahía del Arcachon, por sus paisajes preservados

Después de visitar Bordeaux, también puedes dirigirse al sur hacia la bahía del Arcachon para sentir el agua del océano. Formado por las mareas, este paisaje salvaje entre playas de arena fina y pequeños puertos de ostras es un lugar ideal para los amantes del mar y la naturaleza. Se puede tomar el aire fresco paseando en bicicleta por los bosques de pinos o jugando a ser grandes escaladores en la famosa duna de Pilat: sus 109 metros de altura ofrecen un panorama excepcional, desde las aguas turquesas de la reserva natural del banco d'Arguin hasta la bahía de Arcachon.

Enoturismo en los viñedos de Burdeos

Porque no olvidemos que en medio de toda esta agua, estamos también se encuentra el corazón de los viñedos. En este asunto hay mucho que hacer, con los vinos bordeleses, Grands Crus Classés, sin olvidar el coñac cuya región de denominación controlada está muy cerca. Pero antes de dirigirnos hacia Cognac, en Burdeos, el estuario forma una frontera natural entre la orilla derecha del Blayais y los viñedos de la orilla izquierda del Médoc. De Margaux a Saint Estèphe pasando por Pauillac, capital del Médoc viticola con 18 grandes crus classés, la ruta del vino Médoc promete ser una excursión entre castillos neoclásicos o barrocos.

Cruceros y bienestar en Burdeos

¿Descansar a lo largo del río o a la sombra de las viñas? No hay que elegir, todo es posible entre los numerosos itinerarios fluviales, desde Burdeos, Blaye o Pauillac. En la ría de Gironde, se puede navegar entre las islas, desde la isla de Margaux, donde los viñedos crecen al borde del agua, hasta la isla de Patiras, donde el faro domina los castillos del Médoc. Y para recargar las pilas, ¿por qué no probar la vinoterapia? Es una exclusividad de Les Sources de Caudalie, un balneario único en los viñedos que combina las virtudes de los manantiales de agua caliente con los beneficios de las viñas y las uvas. ¡Salud!

Más ideas de estancia

Elegir filtros