Movilidad suave para moverse por Francia

Inspiración

J. Damase/Auvergne-Rhône-Alpes Tourisme
© J. Damase/Auvergne-Rhône-Alpes Tourisme

Tiempo de lectura: 0 minPublicado el 10 abril 2023, actualizado el 12 junio 2024

Tren, metro, autocar, coche compartido, vehículo eléctrico o bicicleta, nada como la movilidad suave para descubrir Francia de forma práctica y ecológica. Sigue los consejos y los enlaces útiles de France.fr.

En tren

¿Lo sabías? El tren es el medio de transporte más respetuoso con el medioambiente, a la vez que es rápido, evita atascos y pérdidas de tiempo, ya que une los centros de las ciudades de origen y destino. Si eliges viajar en tren para descubrir Francia y disfrutar de sus bellos paisajes, emitirás de media 30 veces menos gases de efecto invernadero que si viajas solo en coche. Y si viajas en TGV, el tren de alta velocidad francés, generarás incluso un 50% menos de emisiones que en coche y 80 veces menos que en avión. La red ferroviaria francesa es muy cómoda y está bien desarrollada. Puedes elegir entre el TGV (tren de alta velocidad) que une las grandes ciudades, el TER (trenes exprés regionales) y el Intercités que da servicio a las estaciones más pequeñas. Todos ellos pueden combinarse, por lo que podrás encontrar fácilmente la ruta que más te convenga. Los billetes pueden comprarse en línea (con reserva, sobre todo para los TGV) o directamente en las estaciones. También hay trenes nocturnos con literas para no perderse ni un momento del día y trenes turísticos para admirar la diversidad de los paisajes (Le Train des Merveilles desde Niza, el Trinichellu en Córcega, el Panoramique des Dômes en Auvernia o el Mont-Blanc Express en los Alpes).

¿Una buena idea? Trae tu bicicleta. Puedes llevar tu bicicleta gratuitamente en la mayoría de los trenes TER de Francia.

Conviene saber: SNCF Connect es la única plataforma para encontrar tu itinerario, reservar y gestionar sus viajes en tren de corta y larga distancia en movilidad sostenible en Francia. Para consultar horarios, tarifas e información sobre el tráfico, visita la web o la aplicación SNCF Connect.

En metro, tranvía y transporte urbano

En París, como en las demás grandes ciudades francesas, el metro sigue siendo un medio práctico y eficaz para desplazarse durante una estancia en Francia, ya sea para visitar lugares turísticos, llegar a tu alojamiento desde las estaciones de tren o salir por la noche. El metro de París está muy expandido, con 16 líneas que dan servicio a 309 estaciones. Para los desplazamientos en Île de France, entre París y sus alrededores, los usuarios tienen a su disposición una densa red de transportes que incluye 12 líneas de tranvía, 5 RER y 8 líneas de tren SNCF Transilien (por ejemplo, puedes llegar al Castillo de Versalles desde el centro de París). Para calcular el tiempo de viaje, encontrar el itinerario adecuado, consultar el estado del tráfico e incluso reservar tu billete (Ticket t+, billete aeropuerto, billete Île-de-France, Navigo Liberté +, Ticket t+ en pass Navigo Easy y por teléfono), consulta las webs y las aplicaciones RATP y Ile-de-France Mobilités.

En autobús

Por qué no viajar en autobús, el medio de transporte más ecológico después del tren, ya que reduce el número de coches privados en las carreteras? La red y las conexiones interurbanas se han desarrollado mucho en Francia desde 2015 y la llamada Ley Macron, que liberalizó los servicios regulares de transporte no urbano de más de 100 kms en todo el país. Elegir el autocar es una buena alternativa al tren y al coche compartido. Esta opción también es adecuada para los presupuestos más reducidos, con tarifas a menudo muy bajas pero con un muy buen nivel de confort (elección de asiento, asiento reclinable, toma de corriente, wifi, etc.). Todas las grandes ciudades francesas, París, Lyon, Marsella, Toulouse, Burdeos, Nantes, Estrasburgo... están comunicadas por autocar.

Para consultar los horarios de FlixBus y BlaBlaCar Bus y reservar un asiento, visita la web y la aplicación SNCF Connect.

¿Una buena idea? Consultar un comparador de precios para encontrar las mejores ofertas, por ejemplo Bus Radar.

Conviene saber: En Francia operan dos grandes compañías de autobuses. FlixBus ha reagrupado los autobuses de Isilines y Eurolines y ofrece la mayor red europea de autobuses de larga distancia, con nada menos que 2.500 destinos, entre ellos 120 ciudades francesas. Ouibus y BlaBlaBus se han fusionado para formar BlaBlaCar Bus que ofrece 400 destinos en Francia y Europa.

En vehículo eléctrico

¿Y si viajaras con un coche eléctrico? Si quieres viajar por Francia o simplemente desplazarte por tu destino de vacaciones reduciendo al máximo tu huella medioambiental, nada más fácil que alquilar un vehículo eléctrico. La mayoría de las grandes agencias de alquiler (Avis, Sixt, Europcar, etc.) han desarrollado su red verde con una flota de coches eléctricos o híbridos. Y no te preocupes por la carga: ya hay unos 80.000 puntos de carga eléctrica en toda Francia (100.000 en un futuro próximo) para facilitar y fomentar la movilidad suave. Para localizarlos, Chargemap propone un mapa interactivo actualizado periódicamente. Para encontrar una estación de carga en las autopistas y carreteras nacionales francesas, también se puede consultar el mapa interactivo de la web Bison Futé.

¿Una buena idea?: seguir un itinerario adaptado a la movilidad eléctrica. En Normandía, por ejemplo, hay creado un recorrido de 6 etapas desde el Valle del Sena hasta la Bahía del Mont Saint Michel en vehículo eléctrico.

Conviene saber: Atout France, la agencia francesa de desarrollo turístico, y Enedis, el operador de la red de distribución eléctrica, han elaborado una guía de buenas prácticas para fomentar la movilidad suave que responde a las preguntas de los viajeros.

Compartiendo coche

Es obvio, pero siempre es bueno recordarlo: cuantos más pasajeros lleva un coche, menos CO2 se emite por pasajero. Compartir los trayectos en coche para reducir la huella de carbono y conocer a otros viajeros, incluso locales, es una buena idea para desplazarse por Francia. BlaBlaCar es la web francesa más famosa y utilizada para compartir coche. Y que lo digas. Hoy en día es incluso la primera plataforma mundial de coche compartido (también implantada en otros países europeos). Muy fácil de utilizar, basta con introducir los puntos de salida y llegada, así como una fecha, para obtener una lista de los trayectos correspondientes, y a tarifas muy razonables en general.

Para consultar los trayectos ofrecidos y reservar un coche compartido en Francia, consulta la web o a la aplicación BlaBlaCar.

Conviene saber: También existen en Francia algunos servicios de coche compartido gratuitos, es decir, que no cobran ninguna comisión por los trayectos, como el sitio cooperativo Mobicoop. La aplicación Rezo Mobicoop ofrece la posibilidad de compartir coche y hacer autostop incluso para viajes ocasionales en Francia.

En bicicleta, a pie o a caballo para tomarte tu tiempo

En París, no hay nada como un paseo en bicicleta para desplazarse y visitar los lugares imprescindibles de la capital.
© Jacques Lebar / Office de tourisme de Paris - En París, no hay nada como un paseo en bicicleta para desplazarse y visitar los lugares imprescindibles de la capital.

Cuando se trata de movilidad suave, nada mejor que caminar y montar en bicicleta, incluidas las bicicletas con asistencia eléctrica, que pueden alquilarse en régimen de autoservicio en todas las grandes ciudades francesas. En París, el sistema Vélib' Métropole ofrece una flota de casi 20.000 bicicletas que prestan servicio en más de 1.400 estaciones de Île-de-France. Para animar a pedalear durante unas horas o unos días para (re)descubrir los tesoros naturales y culturales de Francia, se ha desarrollado una amplia red de rutas ciclistas y vías verdes, con servicios dedicados a los cicloturistas (Accueil Vélo), en antiguos caminos de sirga a lo largo de ríos y canales o en antiguas líneas de ferrocarril.

Francia es también un paraíso para los senderistas, con 80.000 kilómetros de senderos señalizados, entre ellos 65.000 km de senderos de Gran Recorrido (GR) para explorar los parques naturales nacionales y regionales.

Para tomárselo con calma, también te recomendamos el turismo fluvial, sobre todo en gabarra, por los bellos canales de Francia en Borgoña, Bretaña y Occitania... Hay 8.500 kilómetros de vías navegables en todo el país, 6.700 de los cuales tienen la etiqueta Voies navigables de France. Y si te apetece dar un paseo, la movilidad también será suave a caballo o en burro.

¿Una buena idea? ¿Eres aficionado al Tour de Francia? Para confeccionar tu itinerario ciclista, visita la web France Vélo Tourisme, donde encontrarás sugerencias de recorridos y etapas, inspiradas en las rutas ciclistas imprescindibles, como la Loire à Vélo, la Veloscénie o la Via Rhona.

Por Pascale Filliâtre

Periodista y viajera. A menudo, he ido hasta la otra punta del planeta para encontrar lo que Francia nos ofrece… justo al lado. filliatre.pascale@orange.fr

Ver más