Las mejores direcciones y los lugares de culto de la serie Emily en París

Emily ataca de nuevo. La más francófila de las estadounidenses vuelve a París, pero también a la Provenza, para una tercera temporada de Emily in Paris. Restaurantes, terrazas de cafés, museos, parques y jardines e incluso campos de lavanda, France.fr desvela las direcciones imprescindibles y los lugares de culto de la serie emitida en la plataforma Netflix. Vamos a dar un paseo glamuroso ¡Los mejores selfies!

Vivir en el Barrio latino

Fue en el quinto distrito, en el corazón del Barrio Latino, donde Emily dejó sus maletas, más precisamente en la romántica Place de l'Estrade. Todo está en su sitio, como en la serie: la pequeña fuente, los edificios de estilo Haussmann, la Boulangerie Moderne (¡con su fachada retro!) donde la joven americana descubre los pains au chocolat, el café (en la Nouvelle Mairie) donde se reúne con sus amigos y el restaurante con su fachada roja propiedad de su amigo Gabriel. En la vida real, el restaurante no se llama Les Deux Compères sino Terra Nera; ¡y no se sirve tartar de ternera sino pasta italiana!

Más allá de esta plaza que concentra muchas escenas, varios lugares emblemáticos del distrito se utilizan como escenario natural: el jardín de Luxemburgo donde Emily hace footing o el Panteón. Bajo su cúpula se pueden admirar frescos y estatuas y el gigantesco péndulo de Foucault que demuestra la rotación de la Tierra; mientras que la cripta alberga las tumbas de las figuras más ilustres de Francia, desde Voltaire hasta Simone Veil pasando por Victor Hugo.

Trabajar en el París histórico

Si la agencia Savoir (el empleador de Emily en la serie) no existe, el edificio que alberga ficticiamente las oficinas se encuentra orgullosamente en la Plaza de Valois, a un tiro de piedra de la Comédie Française y del Louvre, en el corazón de París del encanto y la cultura. La joven heroína almuerza con sus colegas en el Bistrot Valois o se reúne con su amiga Mindy en los jardines cercanos del Palais Royal.

Como en la serie, es aconsejable hacer una reserva para cenar bajo los dorados del Grand Véfour, el restaurante estrella de Guy Martin escondido bajo las arcadas que rodean el jardín. De lo contrario, haz una pausa en las columnas de Buren (en el patio principal) antes de ir a la Plaza Vendôme - la meca del lujo que Emily descubrió durante el evento Durée - para mirar escaparates.

Soñar en la colina de Montmartre

Temporada tras temporada, Emily parece estar siempre bajo el hechizo del barrio de Montmartre. Tras instalar una cama en la rue de l'Abreuvoir, la heroína de la mundialmente famosa serie vuelve a subir la colina para compartir el desayuno en la terraza del Relais de la Butte con su compañero Alfie y su amiga Mindy. Incluso vuelve con Gabriel, deteniéndose en la Place des Abbesses frente al Mur des Je T'aime, una dirección imprescindible en la temporada 3 de Emily en París.

Para prolongar la visita, dirígete a la plaza Dalida, donde hay un busto de la cantante, antes de descubrir los edificios repletos de enredaderas de Virginia, con la cúpula de la basílica del Sacré Coeur a la vista. De camino, haz una pausa en el café La Maison Rose, como la joven americana en la primera temporada.

Amarse en Saint-Germain-des-Prés

Era el café favorito de Jean-Paul Sartre y Simone de Beauvoir. Hoy en día, el Café de Flore es el lugar de encuentro de los amantes en Saint-Germain-des-Prés, en el distrito 6. No es de extrañar que Emily conociera allí a Thomas, un francés guapo pero pretencioso. Otras direcciones míticas han hecho famoso el barrio: Les Deux Magots, Chez Castel y la Brasserie Lipp.

Cultivarse en los museos

Para los que siguen teniendo dudas, decimos que París es efectivamente un museo al aire libre, y Emilie Cooper no lo negará. Lugares artísticos propicios para reuniones y eventos.

Después del Museo del Hombre, el Atelier des Lumières y la Monnaie de Paris, la tercera temporada de Emily in Paris presenta nuevos lugares culturales excepcionales, empezando por el emblemático Museo de Orsay, que alberga algunas de las mejores colecciones de obras impresionistas y neoimpresionistas. Es aquí, junto al reloj del museo que domina Montmartre, donde se encuentran la joven galerista Camille y el encantador Gabriel.

Al otro lado del Sena, el Museo des Arts Décoratifs alberga una retrospectiva del modisto Pierre Cadault, uno de los fieles clientes de la agencia Savoir, inspirada en la exposición celebrada en el museo con motivo del septuagésimo aniversario de la casa Christian Dior: una nueva dirección que no debes perderte en la 3ª temporada de Emily in Paris.

Relajarse en el Parque de la Villette

Arte, descanso, deporte... La Villette es el parque cultural parisino por excelencia, que atrae a parisinos y turistas de paso en busca de frescor en verano y de aventuras culturales e insólitas durante todo el año. Los guionistas de Emily en París lo han entendido. No es de extrañar que varias escenas de la tercera temporada de la serie tengan lugar en este pulmón verde de la Ciudad de la Luz.

En uno de los episodios, Emily y Gabriel, acompañados por Nicolas y Mindy, asisten a una sesión de cine al aire libre: un escenario perfecto para declararse su amor, aunque nada sale como estaba previsto... Dentro de la Grande Halle de la Villette, a Emily y Gabriel les espera un ambiente diferente con la exposición "Pop Air": una experiencia inmersiva tan Instagrammable como el descubrimiento de monumentales y coloridas obras de arte hinchables, perfectas para momentos de complicidad entre amigos y selfies.

Pasear por los jardines más románticos de París

¿Hay algo más romántico (y rejuvenecedor) que un romántico paseo por los jardines más bellos de París? Desde el Jardin du Palais Royal, frente al Louvre, hasta el Parc des Buttes Chaumont y sus 25 hectáreas de verdor, los paseos de Emily y su compañero Alfie por los parques de la Ciudad de la Luz son numerosos en la tercera temporada de la serie Emily en París.

El Jardin des Tuileries y su parque de atracciones también es un lugar de visita obligada: vemos a Emily y a su amiga Mindy en un paseo en coche de choque hasta que llega Sylvie, la jefa de Emily...

Sentarse a la mesa en un restaurante parisino

Símbolo del arte de vivir parisino, son numerosos los restaurantes y cafés que aparecen a lo largo de los episodios de Emily en París. Y la tercera temporada no es una excepción. Un paseo gastronómico que comienza en la segunda planta de la Torre Eiffel, en el restaurante del Jules Verne, donde Emily se reúne con sus colegas de la agencia Savoir para cenar con un potencial cliente. El establecimiento está dirigido por el chef Fréderic Anton, galardonado con tres estrellas y Meilleur Ouvrier de France.

La ruta gastronómica por París continúa en Chez Julien, un bistró chic con decoración de la Belle Epoque situado a dos pasos de la isla Saint-Louis y de Notre-Dame de París. En la orilla derecha del Sena, Lapérouse, otra prestigiosa dirección, es el escenario de la fiesta de cumpleaños de Mindy, la compañera de piso de Emily.

Bailar en la Opéra Garnier

El Palacio Garnier, uno de los monumentos más emblemáticos de París, vuelve a ser el centro de atención en la tercera temporada de Emily in Paris. Después de Emily en la primera temporada, es la elegante Sylvie Grateau, su jefa, quien asiste a una representación de ópera durante una rendez-vous galant.

Al público le espera un rico programa de ballets y recitales bajo la cúpula pintada por Marc Chagall. El terciopelo, el estuco y el dorado pueden descubrirse en visitas guiadas o autoguiadas. En el recodo de la gran escalera doble, en la suntuosa nave de mármol o en el gran vestíbulo con sus suntuosas decoraciones, es posible que te cruces con el fantasma que forma parte de la leyenda del templo del arte lírico.

Evadirse en Provenza

París no tiene el monopolio del romanticismo francés. Después de Saint-Tropez, Champaña y Normandía en las temporadas anteriores, en la 3ª temporada se invita a la Provenza. Entre las direcciones imprescindibles de Emily in Paris en el Parque Natural Regional de Luberon se encuentran los campos de lavanda de Buoux, una finca privada donde se celebra una fastuosa fiesta, y la destilería Les Agnels, en Apt, donde se fabrican los frascos de perfume de Maison Lavaux, uno de los clientes de Savoir.

Durante su escapada a la Provenza, Emilie comparte un almuerzo con Gabriel en la terraza del restaurante Clover Gordes. Dirigido por Jean-François Piège, este establecimiento se encuentra dentro del Palacio Airelles Gordes La Bastide, que ofrece una espléndida vista del macizo del Luberon y de los olivares. Los visitantes y aficionados a la serie querrán pasear por las calles empedradas de Gordes, donde se exponen obras de Marc Chagall, Victor Vasarely y Pol Mara.

Dónde encontrar los otros lugares de culto de la serie

El puente Alexandre III - ¡Pero no hay manera, como en el rodaje del anuncio del perfume De l'Heure, de andar por ahí desnudo!
La plaza des Victoires - Emily camina por esta elegante plaza coronada con una estatua ecuestre de Luis XIV, y se encuentra con su jefa Sylvie, que está de compras allí.
La Flore en l'île - En la terraza de este café en Ile Saint-Louis donde Emily se toma un descanso, disfrutamos de un helado Berthillon mientras contemplamos las torres de Notre-Dame de Paris.
La pasarela Léopold-Sédar Senghor - Tomado prestado por Emily, este puente de arquitectura innovadora, reservado a los peatones, conecta el jardín de las Tullerías con el museo de Orsay.
El Canal Saint-Martin - Emily camina a lo largo de sus concurridos bancos por la noche, en compañía de su amante Thomas, Gabriel y Camille.
Quai des Célestins Durante la fiesta de la música, Emily coge el micrófono de su amiga Mindy y canta una canción mientras Alfie la mira asombrado.
La Piscine del hotel Molitor Emily y Mindy disfrutan de un momento de relax con sus amigas junto a las piscinas de este establecimiento vanguardista del distrito XVI.

No busques la floristería Marguerite et Capucine ni el club de jazz La Trompette Bleue donde actúa Mindy: ¡estos dos lugares son ficticios!

Cita en París