Ajaccio, ciudad imperial, en la ruta de Napoleón

El puerto de Ajaccio, en Córcega.

La influencia del Napoleón aún se proyecta sobre su ciudad natal, Ajaccio, y su memoria perdura en cada rincón de esta ciudad costera corsa rodeada de montañas.

Eso no impide a Ajaccio mostrar otros atractivos, como un interesante centro histórico en el que se pueden recorrer viejas calles con casas llenas de colorido, antes de llegar a las murallas de la hermosa ciudadela. Desde ahí, se contempla la pureza del litoral, las playas, las calas preservadas o los colores mágicos del atardecer.

Situada en una bahía rodeada de montañas, con una luz suave y penetrante, Ajaccio ofrece un estilo de vida muy agradable.

Visitas relacionadas con la Ruta de Napoleón

La casa de Napoleón Bonaparte: es la casa en la que vivían los Bonaparte y donde el pequeño Napoleón nació el 15 de agosto de 1769. Está decorada con un mobiliario de época y ha conservado algunos objetos de familia (retratos, el árbol genealógico, la máscara mortuoria del Emperador).

El museo Fesch: este museo expone la colección de pinturas reunidas por el cardenal Joseph Fesch, tío de Napoleón. Es una de las más importantes de pintura italiana de los siglos XIV a XIX, con cerca de 16.000 obras. Incluye lienzos de Sandro Botticelli, Tiziano y otros muchos artistas primitivos italianos.

La estatua de Napoleón I cerca de la gruta del Casone: En un montículo en la cima del Cours Grandval, bordeada de elegantes casas de vacaciones del siglo XIX, bloques de granito forma la gruta del Casone. Se dice que el joven Bonaparte se retiró aquí para leer e imaginar su futuro. En lo alto, una estatua de Napoleón I conmemora al hombre y su obra, con logros emblemáticos como el código civil, la universidad y la Banque de France inscritos en piedra.

La plaza Foch: Constituye el nexo de unión entre lo que fue el barrio genovés, donde nació Napoleón, y U Borgu, el suburbio obrero de los corailleurs y los trabajadores del cuero. A principios del siglo XIX, Napoleón Bonaparte, siendo Primer Cónsul, modernizó la ciudad derribando las murallas que separaban ambos barrios. La animada plaza de Ajaccio es visita obligada y está custodiada por una estatua de Napoleón Bonaparte vestido de cónsul romano.

La catedral de Santa Maria Assunta: es donde fue bautizado Napoleón. En ella se encuentra una placa con una frase de Napoleón, escrita durante su destierro en Santa Elena: "Si mi cadáver es proscrito, como ha sido proscrita mi persona, si se me niega un poco de tierra, deseo ser enterrado junto a mis antepasados en la catedral de Ajaccio, en Córcega".

La capilla imperial, último refugio de los Bonaparte en el Palacio Fesch:
Aunque las cenizas de Napoleón fueron trasladadas a los Inválidos de París en 1861, Napoleón III ordenó la construcción de una capilla imperial en Ajaccio, específicamente en el Palacio Fesch. Esta capilla fue creada con el propósito de albergar las tumbas de nueve miembros de la familia Bonaparte, entre los cuales se encontraban los padres del emperador y el cardenal Fesch, su tío materno. El cardenal Fesch, reconocido coleccionista de arte, dejó a la ciudad parte de sus valiosos tesoros, los cuales actualmente se exhiben en el edificio que él mismo diseñó durante el reinado de su sobrino. En este lugar, se pueden admirar numerosos retratos de la familia Bonaparte, incluyendo algunos del propio emperador, conformando así una destacada colección napoleónica.

Disfrutar de la naturaleza cerca de Ajaccio

Hay que salir de Ajaccio para encontrar la naturaleza, pero no hay que ir muy lejos para descubrir un entorno de rara belleza, en la punta de la Parata y las islas Sanguinarias, a unas pocas millas de la costa.

Estos parajes protegidos y declarados de interés nacional albergan un espacio natural perteneciente a la red Natura 2000. Se han instalado infraestructuras respetuosas del medio ambiente, de la fauna y de la flora, para mejor apreciar este marco salvaje.

¡Deporte a tope en Ajaccio!

También para disfrutar del deporte es necesario alejarse un poco del centro de la ciudad. En la montaña se pueden practicar todas las actividades habituales: senderismo, paseos a caballo… mientras que en las playas el visitante puede dedicarse a la vela, el submarinismo, el windsurf y el kayak de mar.

Eventos destacados en Ajaccio

Las Jornadas Napoleónicas
Agosto
Durante tres días, la ciudad revive las grandes epopeyas y los fastos imperiales de su ilustre hijo, mediante reconstituciones, desfiles, un vivaque, veladas Imperiales, exposiciones, proyección de películas…

Fiesta de la Castaña
Diciembre
A lo largo de un fin de semana, la fruta más célebre de la isla es la protagonista, con degustaciones, encuentros con productores e intercambios con actores culturales de la región.

Cita en Ajaccio, en Córcega