Roland-Garros toma forma futurista

En París, Roland-Garros inauguró en 2019 una nueva pista de tenis de arquitectura ultramoderna, rodeada de invernaderos con plantas de los 5 continentes. La pista Simonne Mathieu forma parte de un amplio proyecto de renovación del estadio que acoge cada año los partidos internacionales de tenis de París. Te acompañamos en esta visita.

En Roland Garros, el color dominante suele ser el rojo. Rojo como la tierra batida, una de las características del torneo de tenis de París. Se puede admirar el deslizamiento de los grandes campeones y campeonas en el polvo ocre, se pueden escudriñar las huellas que dejan las bolas amarillas en el borde de la línea de fondo de pista.

Una estructura de metal y cristal en el corazón de los invernaderos botánicos

Pero sin que sirva de precedente, con la inauguración de la nueva pista de tenis diseñada por Marc Mimram Architecture & Associés, Roland-Garros pone el acento en el metal, el vidrio... y el verde. Verde como la vegetación y los invernaderos que rodean la nueva pista de tenis del torneo de Grand Slam.

En el marco de su gran proyecto de renovación, el estadio que acoge cada año los internacionales de tenis de París entre finales de mayo y principios de junio se dota de una nueva pista bautizada con el nombre de Simonne Mathieu, en honor a una antigua jugadora que ganó 10 veces el Abierto de Francia en los años 30 en individuales y dobles, y que se distinguió por responder a la llamada del General de Gaulle en 1940. Un nombre con sabor a libertad para una pista que muestra todos los atributos del futuro, en sus materiales, sus líneas, su equipamiento y su enfoque medioambiental.

Abrir el itinerario vegetal más allá del periodo del torneo

La nueva estructura moderniza y amplía los invernaderos de Auteuil construidos en el siglo XIX por Jean Camille Formigé, arquitecto del departamento de paseos y plantaciones de la ciudad de París. Las colecciones hortícolas y la diversidad botánica serán accesibles a un gran número de visitantes durante todo el año, sin limitarse al acceso de los aficionados al tenis durante la quincena del Abierto de Francia.

Semienterrado y situado entre cuatro invernaderos poblados de plantas de los cinco continentes, el nuevo patio se presenta como un verdadero ecosistema vegetal único en el mundo. Cinco mil espectadores podrán ocupar sus asientos en este escenario, una imagen que refleja la alianza entre el deporte y la naturaleza en Roland-Garros.

Instalación deportiva de muy alto nivel relacionada con la naturaleza

"Fuera del periodo del torneo, la nueva pista formará parte del recorrido por los invernaderos" explica la agencia Mimram Architecture & Associés. La nueva construcción permite "trazar un recorrido natural para los caminantes dentro de los invernaderos y una presentación de los biotopos recién creados". (...) En esta ocasión, se define un nuevo concepto, una instalación deportiva de muy alto nivel relacionada con la naturaleza"

Un horizonte verde en medio de la ciudad (Roland-Garros está situado al oeste de París, al borde del Bois de Boulogne), que se descubrirá durante el torneo de tenis, pero no sólo, ya que las renovaciones forman parte de un enfoque medioambiental a largo plazo. Y en el centro, siempre la tierra batida...

Cita en Roland-Garros, en París 

El estadio Roland-Garros está situado en el oeste de París, en el límite del bois de Boulogne.