Este verano, ¡nos vamos a la granja!

Inspiración

Naturaleza & Actividades al aire libre

Una inmersión gourmet y auténtica en la granja.
© Eléonore H / Adobestock - Una inmersión gourmet y auténtica en la granja.

Tiempo de lectura: 0 minPublicado el 13 febrero 2023

El canto del gallo al amanecer, los pies descalzos sobre la hierba, el olor a heno, el rubor de los albaricoques maduros... ¡Unas vacaciones en la granja despiertan todos los sentidos! Este verano, gracias a las redes "Gîtes de France", "Bienvenue à la Ferme" y "Accueil Paysan", ¡vuelve a conectar con la tierra y ven a compartir la vida cotidiana de muchos agricultores! Bajo una tienda de campaña, en una casa rural o en un bed and breakfast, ¡llénate de recuerdos y haz que los ojos de tus hijos brillen de emoción!

Un cómodo nido en el Haut-Doubs, en las Montañas del Jura

Bienvenido a la Bergerie de la Combe de l'Ours.
© Bienvenue dans la Bergerie de la Combe de l’Ours. - Bienvenido a la Bergerie de la Combe de l'Ours.

Con apenas treinta años, Pauline y Rémi comparten su sueño y su trocito de mundo perdido en medio de los grandes pinares del Jura. Cuidan 80 ovejas lecheras en su redil de la Combe de l'Ours, en medio de los campos, a media hora en coche de Salins-les-Bains o del nacimiento del Lison. Desde la luminosa y arbolada sala de estar, se oyen los balidos y el tintineo de las campanas. Los yogures, los faisselles y los crottins caseros ocupan un lugar destacado en el desayuno. El ordeño se realiza dos veces al día. Confianza: los niños que lo piden tienen derecho a unas gotas de la leche caliente recién salida de la ubre.

Iniciación a la permacultura en Saint Jeannet, cerca de Niza, en la Costa Azul

Tómate tu tiempo para relajarte en la granja escuela Casa Madeleines.
© Harten Studio - Tómate tu tiempo para relajarte en la granja escuela Casa Madeleines.

Al pie de los acantilados de piedra caliza de Baous, que dominan el interior de Niza, las terrazas albergan un abundante batiburrillo de arbustos, verduras y flores. A primera vista, parece un poco desordenado, pero no lo es en absoluto. Isabella Sallusti practica la permacultura, una forma de trabajar la tierra de forma respetuosa cultivando las sinergias entre las plantas y otros organismos vivos. Las hierbas florecen en los huertos cercanos al estanque natural, y las abejas zumban. Los huéspedes de las tres ecolodges (alojamientos ecológicos y sostenbles) descansan en sus tumbonas, practican yoga o pelan calabacines y los asan en la plancha frente a su alojamiento. El encantador pueblo de Saint-Jeannet está a diez minutos a pie y el Paseo de los Ingleses de Niza a una veintena de kilómetros solamente.

Búsqueda de fresas en Normandía

¡Recoge tu propia fruta!
© Ferme du Grand Parc - ¡Recoge tu propia fruta!

¡Despierta tu sentido recolector! Desde las habitaciones de huéspedes o la casa rural de su Ferme du Grand Parc, homologadas por Gîtes de France, se puede acceder a pie a los arbustos de frambuesas y grosellas de Anne y Olivier François-Chauvin. Y listos para disfrutar de la fórmula "recolecta". La pareja también utiliza métodos de agricultura sostenible y cultiva maíz, trigo, colza y judías en sus 175 hectáreas entre Caen y Bayeux. La granja señorial de piedra, típica de la región de Bessin, acoge a veces a jinetes: el itinerario ecuestre "La chevauchée de Guillaume" pasa por detrás de los huertos. Puedes correr, caminar o pasear a tu perro. La playa de Ver-sur-Mer está a 7 kilómetros a vista de pájaro.

En medio de los estanques de Nantes

Solo en el mundo, o casi, ¡a 20 minutos de Nantes!
© La finca Mazerolles. - Solo en el mundo, o casi, ¡a 20 minutos de Nantes!

Un aroma de menta silvestre flota sobre las marismas de Mazerolles, 650 hectáreas bordeadas por el Erdre entre prados y estanques. "La cría es la clave de la gestión de los humedales", explica Emmanuel Rialland. Entre la música del establo y los cuidados diarios, mima a más de 200 bueyes wagyu, una preciosa y plácida raza japonesa. Dos kotas, cabañas de madera de inspiración finlandesa, permiten sumergirte en el corazón del dominio de las ranas, las garzas blancas y el ganado bovino negro. Una barca lleva a los huéspedes hasta allí, con la cena y el desayuno. Una experiencia insólita a quince kilómetros al norte de Nantes.

Por Aliette de Crozet

Cuando somos curiosos y golosos, recorrer Francia tiene mucho sentido.