¡Nos vamos de aventura con Léa Camilleri en Provenza!

Inspiración

ProvenzaCultura & PatrimonioPueblos & Campiña

Léa Camilleri en el pueblo de Simaine-la-Rotonde, Provenza.
© Léa Camilleri - Léa Camilleri en el pueblo de Simaine-la-Rotonde, Provenza.

Tiempo de lectura: 0 minPublicado el 10 febrero 2021

La Provenza, es un arte de vivir. Una región de colores y aromas, pero también una tierra de aventuras y actividades insólitas. Sígueme al Vaucluse y a los Alpes de Alta Provenza...

Pueblos provenzales

El pueblo Simiane-la-Rotonde, en Provenza.
© Léa Camilleri - El pueblo Simiane-la-Rotonde, en Provenza.

Por supuesto que quiero llevarte conmigo a los campos de lavanda... Pero antes, vayamos a los pequeños pueblos provenzales, extremadamente hermosos con sus calles empinadas y sus muros beige y ocres que reflejan los últimos rayos del sol como en ningún otro lugar

Séguret es el ejemplo perfecto. Este pequeño pueblo de 844 habitantes, enclavado al pie del macizo de las Dentelles de Montmirail, en el corazón de los viñedos del valle del Ródano, está dominado por la torre de su antiguo castillo medieval.

Les Dentelles de Montmirail

Les Dentelles de Montmirail.
© Léa Camilleri - Les Dentelles de Montmirail.

Ahora vamos a las famosas Dentelles de Montmirail para descubrir los viñedos... ¡a caballo! Los viticultores de Rhonea ofrecen este inusual paseo. Acompañado por un guía, escápate a las Dentelles de Montmirail a lomos de tu nuevo compañero de crin, para apreciar la calma y la tipicidad de este terruño milenario único. Puedes ampliar este descubrimiento en las bodegas Beaumes de Venise o Vacqueyras con una degustación de cuatro de sus mejores vinos.

Campos de Lavanda en Valréas

Campos de lavanda de Valréas.
© Léa Camilleri - Campos de lavanda de Valréas.

Situado en Beaumes-de-Venise, siempre en el Vaucluse, en el corazón del Domaine du Rocher des Dames, el Mas l'Evajade, dirigido por Corinne y Jean-Luc, ofrece un alojamiento insólito: un enorme barril de madera situado en medio de las viñas con todas las comodidades y rodeado de un entorno mágico. La calma y el cambio de aires están garantizados. 

Una vez descansado, puedes ir a maravillarte con los campos de lavanda de Valréas. Pero ¿qué puede ser mejor que visitar los míticos campos de la Provenza con un coche mítico? Recorre libremente al volante de un 2CV descapotable para descubrir los más bellos paisajes de la Provenza. Se llaman Jeannette, Solange, Margaux, Irène o Pistache: son las "Deudeuch" de 2Cv en Provence que ofrece una impresionante flota de estos coches de época. Una experiencia única que seguro te dejará hermosos recuerdos. 

La gastronomía provenzal

Preparación de una típica comida provenzal.
© Léa Camilleri - Preparación de una típica comida provenzal.

La Provenza también tiene una gastronomía y un arte de la mesa difíciles de pasar por alto. Si miras un poco más allá, descubrirás a dos extrañas señoras que ofrecen una experiencia culinaria extraordinaria. Encaramado en la ladera de una montaña se encuentra el pueblecito de Brantes, un lugar único en plena naturaleza donde el tiempo parece haberse detenido. Es el hogar de Odile y Brigitte, ¡las aventureras del sabor! Juntas, recorremos las calles de este pueblo suspendido para recolectar plantas y flores silvestres, que luego cocinaremos. Sobre el papel, comer flores puede parecer un poco extraño. Excepto para Ouragan, mi caballo. Está acostumbrado.

Brigitte y Odile son una enciclopedia viviente de la botánica. La Dora exploradora de flores. Las Indiana Jones del romero. El Adibou de las ortigas... Vale, ya paro. Una vez que hemos terminado de recolectar, nos dirigimos a la cocina. ¡No solo es delicioso, sino que también es hermoso! Es un gran momento de compartir, de generaciones que se mezclan, de risas, de convivencia. ¡Y sienta muy bien! 

Excursión en burro por los Alpes de Alta Provenza

Ha llegado la hora de hacer senderismo en buena compañía. En la magnífica campiña de Saint-Martin-de-Brômes, en los Alpes de Alta Provenza, en pleno Parque Natural Regional del Verdon. Pasa un día insólito en familia, con amigos o enamorados... ¡con burros! Salí a pasear con Crocus, un burro de 7 años.

Bueno, a decir verdad, es más Crocus quien me lleva de paseo que al revés. Los burros son animales testarudos, por supuesto, pero sobre todo son inteligentes y... terriblemente traviesos. Pero los burros de Magali y Lucien tienen un poder especial, el de ayudar a comunicarse con las personas con discapacidad o autismo, gracias a su gran sensibilidad y dulzura. Ya han obrado milagros. Lucien habla de ello con lágrimas en los ojos, y no he podido resistirme a hablaros de esta maravillosa pareja y de su trabajo. 

Piragüismo en las gargantas de Baudinard

Kayak en las Gargantas de Baudinard
© Léa Camilleri - Kayak en las Gargantas de Baudinard

En la Provenza todo es aventura. Sube a un kayak y descubre las gargantas del Baudinard. Puedes visitar este espectacular paraje alquilando una canoa en Aquattitude. La estrechez de las gargantas es impresionante, y el espectáculo se vuelve encantador al llegar al lago de Sainte-Croix, con sus paredes cubiertas de musgo y helechos. Con sus aguas turquesas, sus cuevas suspendidas y sus viviendas trogloditas, es un regalo para la vista. 

El Meseta de Valensole

Meseta de Valensole.
© Léa Camilleri - Meseta de Valensole.

Antes de terminar esta aventura en la Provenza, hay una última parada que estaba reservando para el final: la meseta de Valensole. Conocidos en todo el mundo, estos campos de lavanda son impresionantes.

Si eres aficionado a los paisajes típicos de la Provenza, no te pierda la meseta de Valensole en julio, cuando la lavanda, entonces en flor, se ilumina de un hermoso azul. Un encanto para la vista y el olfato.

Pero la meseta de Valensole es también un ecosistema frágil y una biodiversidad que hay que proteger. Así que no pisoteamos nada. No arrancamos nada y dejamos que las abejitas recojan su comida tranquilamente. Para los más aventureros, no dudes en alquilar una bicicleta eléctrica para dar un paseo por los campos.

Así concluye nuestro viaje por la Provenza. Espero que te den ganas de descubrir esta región que a mí particularmente me gusta. Después de meses de aislamiento, este fue mi primer viaje y estoy feliz de haber podido vivirlo y compartirlo con vosotros. Disfrutar de cada momento, apreciar cada encuentro, cada lugar, volver a las cosas más sencillas. Porque de eso se trata: de volver a lo básico. Porque no es necesario ir al otro lado del mundo para sentirse fuera de lugar. Sólo tienes que visitar Francia.

Por Léa Camilleri

Ver más