6 experiencias gastronómicas en Borgoña

Inspiración

BorgoñaGastronomía & Vino

Disfruta de las delicias de Borgoña con amigos y familia.
© Alain DOIRE / Bourgogne Franche Comté Tourisme - Disfruta de las delicias de Borgoña con amigos y familia.

Tiempo de lectura: 0 minPublicado el 3 junio 2022

Epicúrea, generosa y gourmet, Borgoña es una tierra de abundancia. La buena comida y los grandes vinos harán vibrar nuestro paladar entre viñedos de renombre mundial y restaurantes con estrellas. Durante una escapada a Borgoña, nada más fácil que conocer este arte de la gastronomía visitando los viñedos o degustando granos de mostaza y grosellas. ¡Una buena forma de llenarse de deliciosos recuerdos!

Sentir el picor de la mostaza en tu nariz en la casa Fallot en Dijon y en Beaune

¡La mostaza que despierta los sentidos!
© Alain DOIRE / Bourgogne Franche Comté Tourisme - ¡La mostaza que despierta los sentidos!

100 g de granos de mostaza marrón, 8 cucharadas de vino blanco seco, 6 cucharadas de vinagre de vino blanco y una cucharadita de sal gruesa. Moler, triturar, añadir, aromatizar... ¿Un olor ligeramente penetrante te hace cosquillas en la nariz? Bienvenido a Dijon, capital de la Borgoña y de la mostaza. En los talleres de la Maison Fallot, una de las últimas fábricas familiares de mostaza de Borgoña, podrás aprender a elaborar este famoso condimento en compañía de expertos. En Beaune, los fabricantes de mostaza de Fallot también revelan sus secretos de fabricación en un espacio museístico muy sensorial. Un recorrido de "Sensaciones fuertes" que bien merece la pena.

Ver el rojo en el Cassissium de Nuits-Saint Georges

La baya de Cassis.
© Alain DOIRE /Bourgogne Franche Comté Tourisme - La baya de Cassis.

Todo, todo, todo lo que necesitas saber sobre las grosellas negras. La pequeña baya es una de las estrellas de Borgoña, dulce y aterciopelada en licor para hacer el famoso Kir, ácida y afrutada en mermeladas o jaleas de frutas. En Nuits-Saint-Georges, cuna de algunos de los mejores vinos tintos del mundo, la Maison Vedrenne ha creado el Cassissium, un museo interactivo enteramente dedicado a la grosella negra con películas, vídeos y terminales interactivos. Las degustaciones y los talleres son un delicioso complemento de la visita gastronómica.

Vendimiar en el Château de Pommard

La vendimia en Borgoña.
© Alain DOIRE / Bourgogne Franche Comté Tourisme - La vendimia en Borgoña.

¡Ah, la época de la vendimia! Nunca hay un momento más deslumbrante en Borgoña que bajo el cálido sol de septiembre. Si sueñas con meterte, aunque sea por unas horas, en la piel de un viticultor, el Château de Pommard te da la bienvenida a su emblemático viñedo. Sostener las tijeras de podar y cosechar a mano los hermosos racimos de color púrpura, ayudar a transportar las cestas, seguir las uvas hasta la botella, degustar el vino en diferentes etapas de su desarrollo y, por supuesto, compartir el almuerzo de los vendimiadores... Una experiencia de "grand cru" en un viñedo catalogado como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Esta cosecha será inolvidable.

Degustar las especialidades locales en las Halles de Dijon

Bajo las Halles de Dijon.
© Alain DOIRE /Bourgogne Franche Comté Tourisme - Bajo las Halles de Dijon.

Desde 2016, todos los domingos de verano, el Brunch des Halles hace que los corazones de los amantes de la gastronomía latan un poco más rápido bajo los grandes pavellones metálicos del histórico Dijon. Un espíritu de guinguette para despertar el paladar con música. Los menús son dignos de la reputación de los borgoñones (¡gourmands!): jamón entreverado, salchichas de brioche, blanquette de ternera, Époisses, peras al vino y algunas cosechas de los Climats du vignoble de Bourgogne, catalogados como Patrimonio Mundial de la UNESCO. De 10 a 14 horas, los chefs y los productores locales están en los fogones y en el puesto. Pide tu cesta y ven de picnic, ¿por qué no en Talant, en las alturas de Dijon? Te prometemos una comida buena y unas bonitas vistas.

Descubrir los Climats de Bourgogne y su néctar

Ruta ciclista por los viñedos entre Dijon y Beaune.
© Alain DOIRE / Bourgogne Franche Comté Tourisme - Ruta ciclista por los viñedos entre Dijon y Beaune.

No hace falta ser un experto en meteorología para entender qué es un Climat en Borgoña. No mires al cielo, mira al suelo y admira las 1.247 parcelas de viñedo cuidadosamente delimitadas que se extienden a lo largo de una fina cinta de tierra desde Dijon hasta Santenay, al sur de Beaune. Y si quieres saber más sobre este enigmático término, visita las tres sedes de la Cité des Climats et vins de Bourgogne en Beaune, Chablis y Macon, que han abierto sus puertas en 2023 con una atractiva museografía, además de cursos de cata y talleres. De hecho, algunos de estos climats llevan los legendarios nombres de Chambertin, Romanée-Conti, Clos de Vougeot, Montrachet, Pommard... Es aquí donde hay que abrir de par en par las puertas de las bodegas de los viticultores. En las callejuelas de Gevrey-Chambertin, la nueva Halle Chambertin te invita a viajar en el tiempo, jugar a ser naturalista y descubrir los grandes vinos de Gevrey.

Sumergirse en los viñedos de un château divino en Clos de Vougeot

Castillo del Clos de Vougeot
© Alain DOIRE / Bourgogne Franche Comté Tourisme - Castillo del Clos de Vougeot

Entre Dijon y Nuits-Saint-Georges, un castillo con hermosos azulejos se alza en un mar de viñas... Es la sede de los chevaliers du Tastevin, una venerable hermandad de 12.000 caballeros, embajadores de Borgoña en todo el mundo. Los antiguos lagares, la sala de cubas, la gran bodega, todo está como en el siglo XII. ¿Qué mejor marco que el Clos de Vougeot para unas visitas "sensoriales" en las que podrás degustar lo mejor de Borgoña, tanto en copa como en plato? A menos que prefieras un almuerzo degustación, seguido o precedido de una visita guiada al castillo, en francés o en inglés. - Clos de Vougeot

Por Pascale Filliâtre

Periodista y viajera.

A menudo, he ido hasta la otra punta del planeta para encontrar lo que Francia nos ofrece… justo al lado. filliatre.pascale@orange.fr

Ver más