Cognac, una ciudad con historia a través de su licor

Inspiración

Saber hacer & ComprasPueblos & Campiña

Maison Camus
© TusDestinos - Maison Camus, en Cognac.

Tiempo de lectura: 0 minPublicado el 4 junio 2024, actualizado el 13 junio 2024

Itinerario de 5 etapas sobre el savoir-faire en torno al cognac por la región Nouvelle-Aquitaine, descubriendo destinos desconocidos y llenos de encanto.

Ruta en coche por el saber hacer de Nouvelle-Aquitaine: el Cognac

Visitamos las poblaciones de Cognac, Bouteville, Chassors, Angoulême, Jarnac y Segonzac. Visita a bodegas de Cognac. Masterclass de cognac en Maison Camus

1 - Ciudad de Cognac, ciudad de Arte e Historia

Cognac, France

Cognac, ciudad de arte e historia
© Region Nouvelle-Aquitaine - SP - Cognac, ciudad de arte e historia, en Nouvelle-Aquitaine.

Todo comenzó en esta pequeña capital de provincia de apenas veinte mil habitantes cuyos orígenes se pierden en la antigüedad pero que ya en tiempos de los romanos tenía cierta reputación.

Os proponemos empezar la visita de la ciudad desde la plaza Francisco I, punto de unión de las dos grandes épocas de Cognac.

  • El casco antiguo, fundada en la Edad Media.
  • La ciudad Nueva del S. XIX cuando el cognac ha aparecido.

En la historia de la ciudad, el río Charente ocupa un lugar central. Es a la vez testigo de la evolución de la ciudad a lo largo de los siglos y también protagonista esencial de su desarrollo. Al contrario de numerosas ciudades que han conocido un desarrollo relativamente regular, Cognac ha nacido en dos grandes etapas separadas por varios siglos: entre el S. XI et el S. XIII y después en el S. XIX. Si la instalación de un puerto dedicado al comercio de la sal en el S. X constituye el embrión de una ciudad nueva, la primera fase de desarrollo de Cognac tiene lugar solo a partir del S. XI. La trama urbana de la ciudad se organiza entonces a partir del río y alrededor de tres ejes: el puerto salinero, el castillo y el priorato Saint-Léger. Estos dos últimos constituyen los verdaderos núcleos de la ciudad nacida alrededor de los cuales se fijan las poblaciones.

La Puerta de Saint-Jacques nos recuerda que era paso obligado de muchos de los peregrinos que se dirigían a Santiago de Compostela durante la Alta Edad Media. La iglesia de Saint-Léger es otro ejemplo de aquella época, del S.XII como lo demuestra esa fachada románica tripartita aunque más tarde sufriese diferentes modificaciones a lo largo de la historia. Del S.XIII nos quedamos con el Convento de los Recoletos, que aún conserva magníficas bóvedas ojivales.

Para conocer cómo era la ciudad durante los siglos XV y XVI cuando el eje de la economía giraba en torno a la sal, hay que pasearse en cambio por la rue Saulnier, y luego recorrer las del Palais, Henry-Germain y la Magdeleine donde nos sorprende la Casa de la Salamandra. Un animal que nos lleva al personaje más conocido que ha dado Cognac, el rey Francisco I que aparece a cada paso por la ciudad pero que nació y vivió sus primeros años en el Castillo de los Valois donde ya nos metemos de lleno en el mundo del cognac como bebida, al estar actualmente ocupado por la Casa Otard, una de las grandes marcas de este licor de dioses.

Pero antes hay que seguir explorando la ciudad de Cognac, recorriendo sus tortuosas calles que tan pronto nos dejan descubrir un magnífico edificio de hierro convertido en mercado, como nos adentran en el antiguo parque de una mansión del S.XIX hoy transformada en la sede del Museo de Arte e Historia donde además de una sección de arqueología y de otra muy interesante dedicada a Artes Decorativas, en la que destaca la obra del vidriero Emile Gallé, una de las figuras más emblemáticas del Art Nouveau francés, vale la pena entrar en el ala dedicada a las Artes y Tradiciones Populares que está dedicada al fascinante mundo de los viticultores.

Muy cerca de la orilla del río Charente, en el casco viejo de Cognac, el antiguo palacio del S.XVI de Perrin de Boussac alberga el Museo des Arts du Cognac (Museo de las Artes del Cognac), un lugar fascinante tanto como museo pero también como edificio donde se mezcla el Renacimiento con la arquitectura contemporánea más vanguardista. Aquí, paso a paso, se van descubriendo los secretos de esta bebida que nació casi por accidente antes de convertirse en un clásico.

Qué debes visitar en Cognac

  • El Priorato Saint-Léger
  • El claustro
  • La maison de la Lieutenance
  • El ayuntamiento y el jardín
  • El Museo de las Artes del Coñac: para tomas de herramientas, etiquetado antiguo,
  • Las visitas a bodegas de Cognac

Visitas bodegas

Ahora es el momento de comenzar a visitar bodegas. Una experiencia singular que atrae no sólo a los aficionados de esta bebida de lujo. Aunque la elaboración es prácticamente igual en cualquiera de ellas, cada una tiene sus peculiaridades y ofrecen una experiencia distinta.

2 - Bouteville

Bouteville, France

A 25 km de Cognac, Bouteville está situada en la Grande Champagne, tierra vitícola por excelencia. El pueblo se extiende desde un mamelón donde se erige un castillo en restauración. También descubrirás muy cerca una antigua iglesia del Priorato Saint-Paul consagrada en 1029 que alberga frescos medievales.

Desde su castillo, construido en 1594 y terminado en 1624 tienes una panorámica de los viñedos y del pueblo digna de fotografiar.
Es en Bouteville donde nació el balsámico francés artesanal. Envejecido durante 3, 6 y 10 años en barricas de roble francés habiendo contenido cognac de la región, es más suave, más ligero y menos ácido que un vinagre. Es muy apreciado por grandes Chefs y sirve tanto para aderezar, reducir, desglasar o condimentar un plato o un postre, su aroma agridulce sabrá resaltar tus recetas. También se saborea con ostras y crustáceos y en cócteles.

Para terminar el día, os proponemos recorrer en coche las tierras de Cognac hasta la población de Bourg-Charente, un pueblecito encantador. Es aquí donde tiene su sede la casa Marnier Lapostolle que realiza el licor Grand-Marnier.

3 - Jarnac

Jarnac, France

A 20 minutos de Cognac, Jarnac es la ciudad natal del presidente de la República François Mitterrand donde también fue enterrado. En esta ciudad también tiene su sede la casa de cognac Courvoisier.

Qué ver en Jarnac

  • La casa natal de François Mitterrand
  • El espacio cultural François Mitterrand.
  • La iglesia de San Pedro, antiguo priorato de la diócesis de Saintes, perteneciente a la Abadía de Saint-Cybard desde el siglo VIII; reconstruida hacia finales del siglo XI.
  • Los alrededores de Jarnac con múltiples iglesias de estilo románico.

Os proponemos también una parada gastronómica en el restaurante du Château para conocer la gastronomía local de Charente a base de cognac.

4 - Chassors

Chassors, France

Nuestra próxima etapa nos lleva al pueblo de Chassors a 11 minutos de Jarnac. Aquí conocerás a Yann, uno de los hermanos que gestionan la bodega familiar Les Frères Moines, un artista muy apegado a la propiedad. Los dos hermanos se dedican a que arte y viticultura formen un tándem en su bodega.

Les Frères Moine han inventado una visita original, viva y muy instructiva que te abre la puerta a un saber hacer artesanal de alta precisión. De dónde vienen los robles, que guardamos en madera una vez se ha cortado el árbol, cómo nacen las tablas, primera etapa antes de la fabricación de las duelas, las partes que constituyen el vientre de la barrica? Pasaremos por el artesano que saca las tablas (merandier) a los que construyen los toneles (tonelero) para conocer la técnica de fabricación de una barrica y se terminará la visita a los pies de un alambique de Charentes de Frères Moine con una visita a la bodega con el fin de tener una visión clara de la alianza de todos los saber hacer necesarios en la fabricación del cognac. La visita terminará por supuesto con la cata de cognac o de pineau con el fin de descubrir el sabor en boca de todo este proceso.
Hoy en día solo hay 3 escuelas de tonelería en Francia: Cognac, Borgoña y Burdeos.

5 - Angulema, la ciudad del cómic

Angoulême, France

A 45 mn de Cognac y a 1h30 de Limoges, antes de seguir nuestra ruta del saber hacer hacia Limoges, te proponemos una parada en la ciudad de Angoulême. Con sus casi cincuenta mil habitantes es una de las poblaciones más importantes de la región pero Angulema es sobre todo conocida desde hace unos veinte años como una de las grandes capitales del cómic y el centro de una ruta alrededor de esta forma de expresión.

Ciudad de Arte e Historia, hay que mantener los ojos bien abiertos para descubrir el rico patrimonio arquitectónico de Angoulême. Durante la visita de la ciudad, el visitante disfrutará de siglos de historia... desde su ayuntamiento, antiguo castillo condal, pasando por el mercado del siglo XIX o el Hotel Saint-Simon con su bonita fachada esculpida en estilo renacentista o la imponente catedral románica de Saint-Pierre y su increíble arquitectura. Sus calles impregnadas de historia relatan también la historia del Cómic. Además de un museo dedicado a este género, un circuito de paredes pintadas con personajes famosos del cómic se funde con el paisaje urbano dando un alegre toque de color a la ciudad. Un bonito conjunto que refleja el espíritu de Angoulême y recuerda el festival internacional del Cómic que se celebrar cada año en enero y que la convirtió en la capital del cómic en Europa.

Qué ver y hacer en Angulema

  • Catedral de Saint-Pierre;
  • Iglesia de Saint-André comenzada en el s. XI aunque terminada en el s. XVI;
  • El ostentoso ayuntamiento del s. XIX que está integrado de forma insólita en el castillo medieval de los antiguos duques de Angulema;
  • Perderse por el laberinto de callejuelas de su casco viejo;
  • Ver los famosos murales relacionados con el mundo del cómic.

Por María Jesús Tomé - Juan Coma

Blogueros

TusDestinos.net