Las mejores estaciones "a pie de pista" de Francia

¿A quién le gusta andar con las botas de esquí puestas o ir en el abarrotado autobús lanzadera para poder llegar a las pistas? Este invierno, ¿por qué no elegir una estación "a pie de pista"? Disfrutarás aún más de tu estancia en la montaña. En Francia, esta modalidad es una especialidad. Ya seas principiante o experto, seguro que encontrarás la estación perfecta para esquiar dentro o fuera de las pistas que se adapte a tus necesidades. A continuación, te presentamos las cinco mejores estaciones a pie de pista de los Alpes.

Les Menuires

Nos dirigimos al dominio esquiable más grande del mundo, que no es otro que la zona de los 3 Valles, en Saboya, donde se encuentra la estación de Les Menuires. Cuenta con nada menos que 339 pistas, de todos los colores y para todos los niveles, a las que se puede acceder gracias a los 160 remontes instalados en dominio de esquí.

En Les Menuires, todas las cumbres son accesibles para principiantes a través de pistas azules, y casi todos los alojamientos son "pie de pistas". Dos vertientes componen el dominio esquiable de Les Menuires, cada una con sus propias ventajas y especificidades: por un lado el Mont de la Chambre, que ofrece un snowpark por ejemplo y también permite el acceso directo a Val Thorens, Méribel y Saint-Martin, y por otro el Versant de la Masse, que ha inaugurado recientemente nuevas telecabinas ultrarrápidas que permiten llegar al pie de la Masse hasta su cima en sólo 8 minutos. En la cima de la Masse, un área de juegos para los más pequeños y zonas de esquí salvaje para los freeriders harán las delicias de toda la familia.

Valmorel

Si piensas en "estación pie de pista", te vendrá a la mente Valmorel. Esta estación, situada a los pies de la imponente montaña Cheval Noir, en Saboya, seduce por su encanto único, entre autenticidad y modernidad. Valmorel está construida en torno a la calle peatonal principal y ofrece fácil acceso a un gran dominio esquiable con más de 160 km de pistas, gracias a los remontes instalados en el corazón de la estación. Desde áreas de diversión hasta zonas para principiantes y de freeride, los aficionados al esquí alpino se encontrarán con los entusiastas del fuera de pista y del esquí de travesía, lo que permitirá a todos disfrutar del espléndido paisaje de alta montaña.

También hay muchas actividades emocionantes, como el fat bike, el parapente e incluso las motos de nieve eléctricas para niños, así como actividades insólitas como la construcción de iglús, las excursiones con raquetas de nieve y las veladas de fondue bajo una yurta, y las iniciaciones al biatlón con rifle láser.

Avoriaz

En Avoriaz, revolucionaria y ecodiseñada con su concepto de estación integrada y sin coches desde el principio, la arquitectura se mimetiza con el paisaje circundante y se funde con su entorno. Situada a 1.800 m de altitud, en el corazón del dominio de esquí franco-suizo de Portes du Soleil (Enlace externo) , es la única estación de Europa totalmente peatonal y esquiable. Por ello ha obtenido el primer Flocon Vert en 2021 (distintivo otorgado a estaciones de esquí que demuestran un compromiso con la sostenibilidad y la protección del medioambiente).

Al llegar, se aparca el coche en la zona de "Accueil station", abierta 24 horas al día, 7 días a la semana durante la temporada, y luego se toma asiento en un trineo tirado por caballos o se lleva el equipaje en un trineo hasta el alojamiento. Aquí, las calles están tan nevadas como las pistas de esquí, y los esquiadores se codean con los peatones y los trineos tirados por caballos. Todos los alojamientos están muy cerca de las pistas.

Chamrousse

Situada a 30 km de Grenoble, entre Alpe d'Huez y Les 2 Alpes, Chamrousse ofrece todos los placeres del esquí alpino. La estación es famosa por haber albergado los Juegos Olímpicos de Invierno de 1968, en los que el esquiador francés Jean-Claude Killy ganó tres medallas de oro.

La estación, que ha obtenido los distintivos Flocon Vert y Famille Plus, se divide en dos pueblos: Chamrousse Recoin, destinado a esquiadores experimentados, y Chamrousse Roche-Béranger, para familias y principiantes. Los dos pueblos están unidos por pistas bordeadas de abetos. La zona ofrece pistas para todos los niveles, tres snowparks y un sinfín de actividades, desde trineos hasta snowtubing, sin olvidar las míticas pistas de los Juegos Olímpicos para los más atrevidos. Por último, no faltan acogedores bares y bistrós, ideales para los que disfrutan de unas auténticas vacaciones de esquí a la francesa.

Flaine

Situada en el corazón de los Alpes del Norte, en Alta Saboya, la estación de esquí de Flaine está también unida al dominio de esquí del Grand Massif, por lo que ofrece dos dominios esquiables en uno, con más de 200 pistas repartidas entre las dos zonas. La estación también cuenta con zonas de freeride para los amantes de las emociones fuertes, pistas libres para principiantes y remontes adaptados al esquí para discapacitados, lo que hace que la estación sea accesible para el mayor número de personas posible.

No olvides subir a la cima de las Grandes Platières, a 2.500 m de altitud, para disfrutar de una magnífica vista de 360° de los macizos del Mont Blanc. Flaine también ofrece una amplia gama de actividades fuera del esquí alpino, como la zona nórdica más alta de los Alpes, un recorrido de yoga para los amantes del deporte, así como visitas al patrimonio, espectáculos con drones y actividades en la naturaleza para descubrir la fauna local.

También es una oportunidad para contemplar de cerca la arquitectura del complejo, galardonado en 2008 con el sello de Patrimonio Arquitectónico del Siglo XX.

Cita en los Alpes franceses