13 azoteas para disfrutar del sol durante el veranillo de San Miguel

¿Y si aprovechamos el verano indio para tomar el sol en un rooftop? Cuando el otoño hace brillar con oro y bermellón el follaje de los árboles y cubre los jardines y monumentos con una luz suave, las ciudades de Francia son aún más bellas vistas desde arriba. Para un paréntesis y veladas bajo las estrellas, levanta el vuelo con nuestra selección de las terrazas más aéreas de Francia.

La más discreta, L'Officine en Lyon, en Auvernia-Ródano-Alpes

En el corazón del barrio de Presqu'île, l'Officine es un secreto bien guardado en los tejados del Grand Hôtel-Dieu, que acaba de ser renovado. Encaramado a 17 metros de altura sobre los techos abovedados y los tejados de cristal de este edificio histórico, es popular por su oferta bienestar (acaba de abrirse en él un Spa Cinq Mondes), sus compras y su gastronomía, esta azotea es un bar de cócteles con una gran terraza que hará las delicias de los amantes del patrimonio. Enclavado sobre el restaurante Le Grand Réfectoire, justo delante de la cúpula central del gigantesco edificio que también alberga el Hotel InterContinental de 5*, se puede apreciar el ambiente silencioso de este enclave histórico, más aún al anochecer después de haber atravesado los salones, patios y jardines, magníficamente iluminados.

L'Officine, rooftop del Grand Réfectoire en el Grand Hôtel-Dieu, Lyon (Enlace externo)

La más simpática, NŪ en Lille, en Altos de Francia

La primera y mayor azotea de la capital de la región de Altos de Francia se instaló en 2021 en lo alto del Swam, un complejo contemporáneo de tiendas, espacios de trabajo y zonas de descanso. Frente al centro comercial Euralille, entre las dos estaciones de tren de la ciudad, el impresionante bar-restaurante Nū (se pronuncia "nou") se ha instalado en la séptima y última planta con una impresionante vista del horizonte de Lille y del parque Matisse. De la mañana a la noche, la generosa cocina del chef Maxime Schelstraete fomenta la convivencia y el buen humor. Para disfrutar del final de la temporada cultural de Utopía o simplemente para saborear la calidez de la acogida norteña, ¡no dudes en subir!

NŪ, rooftop en el corazón de Lille (Enlace externo)

La más refinada, el Tout Paris, en París

¿El séptimo cielo en lo alto de la Samaritaine? Sí, puedes encontrar de todo y mucho más en los grandes almacenes parisinos, que se han renovado tras 15 años de cierre. En este templo de las compras elegantes, revestido con su nueva fachada de cristal, la colección de hoteles Cheval Blanc ha encontrado un marco deslumbrante para su primera sede urbana y sus cuatro restaurantes y bares. En la 7ª planta, ¡bienvenido al Tout-Paris!, una altiva brasserie de estilo francés cuya extraordinaria terraza de 650 m² y su encantador jardín sombreado ofrecen una vista de cine sobre el Sena y los más bellos monumentos parisinos. Con vistas al Pont Neuf y a los tejados de París, la vista va de Montmartre a la Torre Eiffel, pasando por Notre-Dame y la columnata del Louvre. Todo París, o casi todo, bajo la suave luz del otoño... ¡sólo para tus ojos!

Le Tout-Paris, el rooftop de la Samaritaine en París (Enlace externo)

La más insular, La Terrasse du Fesch en Ajaccio, en Córcega

En septiembre, tras el pico turístico de agosto, ¡qué dulce es disfrutar con todos los privilegios de Córcega, de sus aguas cristalinas y de sus encantadoras calas! ¿Deseas prolongar estos buenos momentos ofreciéndote una vista panorámica del Golfo de Ajaccio? Recomendamos una parada en la nueva terraza del hotel Fesch & Spa. Con vistas a una pequeña y animada calle peatonal del centro histórico, a 2 minutos del Museo Fesch (de visita obligada con su sublime colección de pinturas italianas), podrás contemplar la belleza del Mediterráneo sobre los tejados. Desde el desayuno hasta la cena, y más tarde bajo las estrellas, Córcega vista desde arriba es lo mejor.

La Terasse du Fesch, rooftop en Ajaccio (Enlace externo)

La más cinéfila, el Belle Plage en Cannes, en la Costa Azul

En primer plano, las palmeras alineadas en una fila, y justo detrás el gran azul del Mediterráneo. En el reparto, el archipiélago de Lérins, donde Sainte-Marguerite y Saint-Honorat no son mera figuración vistas desde el espectacular bar en lo alto del hotel Belle Plage. Este hotel de 5*, la última de las buenas direcciones de Cannes, ha cuidado la decoración hasta la 8ª planta. Como si levitara entre el cielo y el mar, esta azotea de la Costa Azul te invita a prolongar el verano y las vacaciones en torno a un bar central de suaves curvas. Los cócteles se pueden tomar con una vista impresionante... ¡De película!

El rooftop del Hotel Belle Plage de Cannes (Enlace externo)

La más informal, rooftop del mercado de Lez en Montpellier, en Occitania

¡Qué bien le sienta el veranillo de San Miguel a Montpellier! A un paso del Mediterráneo, la gente sigue disfrutando de la playa y dando bellos paseos urbanos por las estrechas calles del Ecusson y los alrededores de la plaza de la Comédie. La gente también frecuenta asiduamente las terrazas soleadas, con debilidad por las que están en lo alto de la ribera del Lez, donde el Marché du Lez y sus Halles gourmandes ofrecen entretenimiento con food trucks, vendedores de artículos de segunda mano y alegres pistas de petanca. La azotea del Lez, un lugar festivo y musical, es EL lugar de encuentro de moda, con tres zonas de restauración y 1.200 m² de terrazas exteriores con una decoración exuberante. Recomendamos subir a Toi, Toit mon Toit, la terraza de la cima, como una gran cabaña en el árbol. El cóctel de ambiente vegetal y las vistas de 360° hasta el Pic Saint-Loup son sencillamente impresionantes.

Toi, Toit mon Toit, el rooftop del mercado de Lez, en Montpellier (Enlace externo)

La más artística, Epoxy en Rouen, en Normandía

Un lugar de encuentro, de intercambio y de puesta en común en torno al arte. A dos pasos de la Place du Vieux Marché de Rouen, Epoxy mezcla géneros, siendo al mismo tiempo una galería de arte (todo está a la venta), una sala de exposiciones con paredes llamativas, un bar lounge y un club de comedia (dos veces al mes). En varias plantas, entre arte callejero y espacios acogedores, aficionados, conocedores y coleccionistas se reúnen y mezclan en un ambiente efervescente y creativo. Obras in situ, exposiciones, conferencias, fiestas, stand-up y DJ sets... Epoxy no rehúye ninguna iniciativa para poner arte y convivencia en todos sus estados. Hablamos de ello tomando una copa en el gran salón-bar o en la azotea, donde se ha creado un club de arte para quienes deseen comprar una de las obras expuestas. ¿Te atreves?

Epoxi, rooftop en Rouen (Enlace externo)

La más estrellada, L’Astronome en Mulhouse, en Alsacia (Gran Este)

Para disfrutar de un otoño trepidante, nos dirigimos a Mulhouse, en Alsacia. El Museo Nacional del Automóvil - Colección Schlumpf, una antigua hilandería transformada en escaparate de más de 400 coches excepcionales (¡la más bella colección del mundo!) celebra su 40º aniversario con "Iconiques Mécaniques", una fascinante exposición (hasta el 6 de noviembre de 2022). Aprovecharemos para conocer mejor la capital del Alto Rin, sus recorridos de arte callejero y su primera azotea, L'Astronome, un bar-restaurante con una terraza ajardinada de 300 m² en la 3ª planta de un edificio emblemático del centro de la ciudad. La nueva dirección gastronómica con vistas al templo de Saint-Etienne y a la Tour de l'Europe toma su nombre de la vecina columna Lambert, erigida en memoria del matemático y astrónomo nacido en la ciudad. Promete estrellas hasta en el plato, con un menú con aromas de bistronomía italiana.

L'Astronome, rooftop en Mulhouse, Alsacia (Enlace externo)

La más nouvelle vague, L’Olatua en Biarritz, en Nouvelle-Aquitaine

¿Y si te decimos que el otoño es sin duda la estación más bonita para descubrir el País Vasco? En Espelette, las guirnaldas de pimientos rojos brillantes adornan las fachadas de las casas, mientras que en la costa, los encuentros cara a cara con el Atlántico son una delicia. En Biarritz, por fin podrás tomarte tu tiempo para subir los 248 escalones del faro, mirar los surfistas o contemplar las olas rompiendo en el Rocher de la Vierge. Al atardecer, la azotea del Olotua Biarritz invita a disfrutar del verano. Frente al océano, con vistas a los jardines de Atalaye, podrás disfrutar de la vista de los acantilados, la extravagante Villa Belza y la Grande Plage, así como de las generosas tapas revisitadas al estilo vasco.

Rooftop Olatua en Biarritz, en el País Vasco (Enlace externo)

La más centrada, el rooftop, L’Incontournable en Bourges, en Centro-Valle del Loira

Nos encanta Printemps de Bourges, el ineludible festival de música contemporánea que se celebra cada año en abril. Pero nada te impide descubrir la hermosa capital del Berry, su barrio medieval, su catedral de Saint-Etienne y el suntuoso Palais Jacques Cœur cuando el otoño se abre paso entre los viñedos de Sancerre, a tiro de piedra. Para ver Bourges desde arriba y apreciar la topografía de la ciudad, la terraza del Incontournable es un buen lugar para observar y relajarse con sus zonas de descanso, sus mullidos sofás y sus ingeniosos arreglos florales. El menú es también todo inspiración. Así que tómate tu tiempo y disfruta de la puesta de sol sobre el centro histórico.

L'Incontournable, rooftop de Bourges, en el Berry (Enlace externo)

La más panorámica, el 360 en Macon, en Borgoña-Franco-Condado

¿Te ha gustado pasear por los viñedos dorados de las regiones de Mâconnais y Beaujolais? Te encantará descubrir las traboules, los patios interiores, las casas antiguas y las mansiones privadas de Mâcon, la más meridional de las ciudades de Borgoña-Franco-Condado. En el centro histórico de la ciudad, es imposible pasar por alto el Hotel & Spa Panorama 360, alojado en el antiguo y monumental edificio de Correos. En la azotea, su sky bar, el 360 con cúpula de cristal y dos grandes terrazas ofrece, como su nombre indica, una vista sin obstáculos de la ciudad, la Roche de Solutré, el Saona y sus muelles de colores e incluso el Mont Blanc en un día claro. Para saborear como un experto.

Panorama 360°, rooftop en Macon, Borgoña (Enlace externo)

La más teatral, La Réserve en Angers, en Loira Atlántico

Si necesitabas alguna razón para quedarte en Angers, citada regularmente como una de las mejores ciudades de Francia para vivir, te recomendamos que aproveches el suave clima otoñal para probar La Réserve. Instalada en la enorme azotea del espacio cultural Le Quai, esta brasserie informal ofrece una pausa espectacular. Después de subir los 5 pisos en el ascensor panorámico, tendrás la vista más hermosa del Maine, afluente del Loira, la magnífica catedral de Saint-Maurice y, sobre todo, el castillo del rey René, impresionante con sus 17 torres de pizarra y toba bicolor. Esta pausa en lo alto también merece la pena por la cocina creativa y de temporada que se sirve en los platos. Nos encanta.

La Réserve, rooftop en Angers, en el Valle del Loira (Enlace externo)

La más oceánica, el Saint-Barde Hotel&Spa, en Conquet, en Bretaña

En Le Conquet, a poca distancia de Brest, en Finisterre, el Sainte-Barbe es un hotel mítico, una joya largamente abandonada que ha sido de nuevo puesto en marcha, renovado y sin igual en la salvaje costa de Iroise. Imagínate una gran embarcación contemporánea, toda de cristal y hormigón, suspendida en la ladera de la roca sobre el océano, como un espectacular mascarón de proa. Situado en su promontorio, con las islas de Molène y Ouessant a la vista, el Hôtel & Spa Le Conquet - M Gallery, de 4 estrellas, ofrece un panorama impresionante desde sus 34 habitaciones acristaladas (y su restaurante La Corniche). Ya sea con una ligera brisa o con un fuerte viento, para soltar las amarras de la vida cotidiana y respirar el aire del mar, puedes izarte hasta la terraza de la azotea. Cuando el sol se pone por el oeste, vas rumbo al paraíso, con el baile luminoso de los faros como luz nocturna. ¡Inolvidable!

El rooftop del hotel Sainte-Barbe en Bretaña (Enlace externo)