Los entresijos de la renovación de la Bolsa de Comercio de París

Las obras de restauración de la Bolsa de Comercio de París.
Completamente reformada por el arquitecto japonés Tadao Ando, la Bolsa de Comercio de París alberga desde 2021 algunas de las obras de la Colección Pinault. Entre arquitectura, arte contemporáneo y monumento histórico, France.fr te acompaña en esta visita del monumento y sus metamorfosis.

Un edificio histórico

Este edificio histórico no ha dejado de despertar la curiosidad de parisinos y visitantes del barrio de Halles, en el centro de París. Oculta tras lonas y andamios, la Bourse de Commerce ha sido objeto de una remodelación completa tras tres años de obras (de 2018 a 2021).
El monumento se ha transformado para albergar parte de la Colección Pinault, propiedad del empresario y mecenas francés François Pinault, un importante coleccionista de arte contemporáneo que posee más de 5.000 obras que abarcan los siglos XX y XXI.

Una cúpula perfecta

Para realizar este nuevo proyecto, François Pinault se mantiene fiel a Tadao Ando, el arquitecto que se ha encargado de la renovación de los edificios venecianos que acogen sus colecciones. Este último ha declarado que “como homenaje a la memoria de la ciudad, grabada en las paredes de la Bolsa de Comercio, he creado un nuevo espacio que se encaja en el interior del existente para revitalizar todo el volumen, que estará dedicado al arte contemporáneo. La arquitectura como lazo de unión entre el pasado, el presente y el futuro.” La cúpula renace en los bocetos del maestro para magnificar las obras de la Colección Pinault.

Un cilindro impresionante

La transformación del edificio de la Bolsa de Comercio se completó en un tiempo récord para un proyecto de este tipo, a pesar del retraso causado por la crisis sanitaria. Entre las transformaciones más destacadas: el cilindro diseñado por Tadao Ando cubre el interior del edificio, albergando a ambos lados de sus muros espacios divididos en módulos de entre 100 y 600 m². En total, el centro de arte ofrece más de 6.800 m² de espacio expositivo. Entre ellas se incluyen muestras temáticas y exposiciones individuales, así como nuevas producciones, encargos, cartes blanches y proyectos site-specific.

Metal y vidrio

Verdadero símbolo del edificio de la Bolsa de Comercio, la cúpula de cristal y metal fue declarada Monumento Histórico en 1986. Pero el edificio atrajo sobre todo la atención de los encargados de la protección del patrimonio mucho antes, empezando con la columna Médicis protegida en 1862, a la vez que la catedral de Notre-Dame o la Sainte-Chapelle, mucho antes de que la totalidad del edificio fuera declarado Monumento Histórico en 1975. La cúpula sigue siendo objeto de una atención especial en esta renovación: “El armazón de la cúpula en fundición y hierro se conserva y una nueva cristalera integra unos elementos de vidrio cuya tecnología mejorará considerablemente la conservación preventiva de la decoración pintada y de las obras expuestas”, señala la página web de la Colección Pinault. Más allá de la cúpula, el proyecto de restauración es global, entre las fachadas exteriores e interiores, las techumbres o las telas encoladas a los pies de la cúpula.

Un fresco restaurado

El panorama del interior de la cúpula es uno de los tesoros de la Bolsa de Comercio. Alix Laveau y su equipo de restauradoras habilitadas por la Dirección de Museos de Francia han trabajado en unos andamios a 20 metros del suelo durante varios meses para restaurar este fresco histórico del siglo XIX que cubre más de 1.400 m², ¡es decir, 10 metros de altura y 140 metros de largo! Declarado Monumento Histórico, el inmenso lienzo realizado por cinco artistas es un elogio a los intercambios comerciales entre los cinco continentes. Los visitantes pueden (re)descubrir este “Panorama del comercio” desde la pasarela instalada en la cima del cilindro, obra del arquitecto Tadao Ando.

Entre el Louvre y Les Halles

La Bolsa de Comercio se alza en el extremo oeste del barrio de Les Halles, junto a los jardines de Les Halles y la calle del Louvre, a dos pasos de los muelles del Sena. A unos minutos a pie se encuentra el Museo del Louvre y a 10 minutos el Centro Pompidou. Con esta gran transformación y las obras expuestas, la llegada de la Colección Pinault valoriza aún más el patrimonio arquitectónico y la vocación artística y cultural de este barrio del distrito 1 de París. François Pinault ha confiado a Ronan y Erwan Bouroullec el mobiliario y el interiorismo del museo, y a los chefs Michel y Sébastien Bras la gestión del restaurante de la última planta del edificio.

Recomendaciones y consejos:
¿Visitas París? La Colección Pinault forma parte de los nuevos espacios culturales más emblemáticos de París, imprescindible en cualquier visita a París. ¿Cómo llegar? Situado en pleno centro de la capital, el monumento es fácilmente accesible en transporte público o en medios de transporte alternativos (bicicleta, patinete...). Estas opciones son muy adecuadas ya que evitan el estrés de los atascos, al mismo tiempo que disminuyen tu huella de carbono y contribuyen a preservar la calidad del aire en París. Disfruta de este maravilloso descubrimiento arquitectónico y artístico.


Para saber más:
Abierta a todos los públicos y todas las disciplinas artísticas, la Bolsa de Comercio propone exposiciones de arte contemporáneo de obras de la Colección Pinault, así como programas pedagógicos, conferencias y encuentros, proyecciones, conciertos y performances.

A leer también

Cita en Bolsa de Comercio, en París