PARÍS CUANDO NO TIENES DINERO (O CASI)
© Mathieu Chassara
“París, hermosa y rebelde… a menor precio”

No, la ciudad de la luz no siempre resulta prohibitiva. Basta simplemente con saber dónde ir… Te proponemos: paseos alrededor del arte urbano, direcciones hedonistas, panoramas gratuitos y el mejor albergue juvenil de todo París. Nuestra lista (no exhaustiva) para un fin de semana parisino a bajo precio.

¡A COMER!

Dónde comer en París sin arruinarse.
  • Un desayuno en BO&MIE (Enlace externo) (distrito 2). Una panadería-pastelería conocida por tres principios básicos: una producción 100% casera, unos productos de gran calidad y unos precios muy asequibles. Sus productos más destacados: los bollos (1-2 €), la baguette tradición (1,10 €) y los flanes (3 €). Además, el personal es especialmente amable.
  • Comer sobre el agua en el Pavillon des Canaux (Enlace externo) (distrito 19). El tipo de restaurante/café agradable donde todo el mundo se siente como en casa. A orillas del Canal de l’Ourcq, este hermoso establecimiento promete unos platos sabrosos a sólo 9 € y unos postres entre 2.50 € y 5 €. Todo ello en un entorno campestre muy acogedor.
  • Una cena secreta en la crêperie La Belle Ronde (Enlace externo) (distrito 14). Un establecimiento muy bueno pero sencillo oculto en un pasaje discreto, en la calle Daguerre. En el interior, una decoración de diseño caracterizada por un inmenso árbol luminiscente en medio de la sala y unos canapés de vivos colores. En el plato, sabrosas galettes elaboradas con amor. Hay que calcular unos 12 € para una cena. Mención especial a la terraza con calefacción en invierno y ambiente de merendero.

PAUSA DE ARTE CALLEJERO

Repaso a los barrios favoritos de los grafiteros

¡En París, el arte urbano está por todas partes y es, sobre todo, gratuito! De las murales de Basquiat a la denuncia de los “pochoirs” de Banksy, pasando por collages poéticos, frescos gigantescos e incluso stickers clandestinos, la capital se convierte en un verdadero museo a cielo abierto. Nuestros barrios preferidos: Belleville, Oberkampf, Ménilmontant por las calles Dénoyez (distrito 20), Oberkampf (distrito 11) y Aubervilliers (distrito 19), así como el centro de París, por la obra monumental de Jef Aérosol, pintada en la fachada de la plaza Igor-Stravinsky (distrito 4), la persiana mecánica del BHV customizada por el artista M. Chat o la vivienda de Serge Gainsbourg, situada en la calle de Verneuil (distrito 7); un verdadero terreno de juegos para los grafiteros desde la muerte del cantante en 1991. Más información sobre las obras de Banksy en París.

PASIÓN POR LAS VISTAS

Las vistas más bellas de París

Si hay algo que no se compra con dinero en París son las vistas. Tanto si son conocidas o secretas, cada una de ellas ofrece una mirada singular sobre la ciudad. La que no hay que perderse bajo ningún concepto: la Explanada del Trocadéro (distrito 16), aunque solo sea por su visión de la Torre Eiffel desde abajo. Otro lugar ineludible: la explanada del Sacré-Cœur (distrito 18), seguramente la imagen más hermosa de los tejados parisinos conocida hasta la fecha. En la otra punta, nos gusta mucho la colina Bergeyre y su discreto mirador que da a la colina de Montmartre. Un poco más lejos, también hay que mencionar las alturas del parque de Belleville (distrito 20), con un panorama de 180° sobre la Dama de Hierro y la Torre Montparnasse. Último punto de vista, esta vez más insólito, la entreplanta del Museo de Orsay. Como la entrada es gratuita el primer domingo de cada mes, aprovechamos para combinar cultura y vistas sobre el Sena desde la emblemática ventana-reloj del museo.

CHIN CHIN

Los bares más rentables de la capital
  • La cervecería: nos vamos directos en Au Taquet (distrito 9). El lugar propone pintas a 2.50 € y tablas de raciones mixtas a 9 €. Y ello de las 16 h a las 2 de la mañana. Dicho de otro modo, es la “hora feliz” más ventajosa de París. A señalar asimismo que el bar sirve incluso la Triple Karmeliet a 5 €.
  • El bar de vinos: elegimos el Pássarito (Enlace externo) , el establecimiento franco-portugués del barrio de Goncourt (distrito 11). A la vez bodega, bar y ultramarinos, este lugar auténtico ofrece lo mejor de los dos países. En el plato o en el vaso, los precios son muy abordables (menos de 15 € la botella). Mención especial para el “vinho verde” y el Cadillac del Château La Bertrande.
  • La coctelería: corremos al Ours Bar (Enlace externo) (distrito 10), uno de los escasos lugares de París donde se puede tomar un cóctel cuidado a buen precio: 6 € durante la “hora feliz” (18-21 h) y 8 € el resto del tiempo. Cóctel recomendado: el Baloo (mezcla de ron, jarabe de especias, lima y Tabasco).

¡El albergue más cool!

Rumbo a Les Piaules (Enlace externo) , en el barrio cosmopolita de Belleville (distrito 11). Aquí, este albergue juvenil con una fachada Art Déco ha conseguido el premio a la mejor experiencia global hotelera de Francia. El motivo: las camas cuestan solo 25 € la noche, la decoración de inspiración vintage ha sido pensada con gusto y su azotea con unas vistas de 360° es la envidia de todos los hoteleros. El establecimiento propone incluso un bar con cervecerías locales, café local producido al este de París y tablas de charcuterías y quesos “Made in Francia”.