Canal du Midi, curso de agua Real

El Canal du Midi es la línea de unión entre Toulouse y el Mediterráneo. Su construcción nació de una loca idea: alimentar un curso de agua artificial de 240 km para unir el río Garona con el Mediterráneo. Más allá de su carácter utilitario, el Canal du Midi hará las delicias de los amantes de la naturaleza y la cultura.

Patrimonio Mundial de la UNESCO y considerada una de las obras más importantes del reinado de Luis XIV, el Canal du Midi es hoy en día una etapa imprescindible para los visitantes del sur de Francia.

A pie, en bicicleta...

El canal, que toma impulso en Marseillan en un lugar llamado La Onglous, y desemboca en la laguna de Thau, cerca de Sète y Toulouse, es un paraíso para los amantes del senderismo. Estas son algunas ideas para pasear:

  • Tomar el camino de sirga y descubrir, a tu ritmo, las numerosas obras y estructuras: puentes, acueductos, esclusas...
  • Pasear por los senderos bordeados de viñedos y monte bajo para descubrir el extraordinario patrimonio natural de la región de Occitania.

o sobre el agua

La forma más fácil de navegar por el Canal du Midi de recorrerlo es dejándose llevar por el agua. Si quieres disfrutar cómodamente de los encantos del Canal du Midi, nada mejor que alojarse en una gabarra-hotel, alquilar una gabarra o un barco que no necesitan licencia de navegación para pilotarlo.

En Béziers, pasarás por las Nueve Esclusas de Fonseranes para vivir una experiencia única. Verdadera proeza técnica, estas esclusas también destacan como verdaderas obras de arte.

Cita en el Canal du Midi, en Occitania