Qué visitar en Nouvelle-Aquitaine, por Elisa y Max: gastronomía, naturaleza y patrimonio

Puesta de sol en Biscarrosse, en Nouvelle-Aquitaine.
¿Te gustaría saber qué visitar en Nouvelle-Aquitaine? ¡Este artículo es para ti! Cuando decidimos emprender nuestro viaje por Nouvelle-Aquitaine en una semana, no teníamos ni idea de la cantidad de cosas que puede ofrecer esta región. Un lugar ideal para desconectar y perderte en sus paisajes naturales, su gastronomía y su patrimonio. ¡Sigue leyendo, te lo contamos todo!

LUGARES QUE NO TE PUEDES PERDER EN NOUVELLE-AQUITAINE

Collognes-la-Rouge, uno de los pueblos más bonitos de Francia

Llegar a Collonges-la-Rouge es como entrar en un mundo de cuentos y hadas. El pueblo está construido con arenisca roja y es una maravilla a primera vista. Está muy concurrido, pero basta con pasear por sus callejuelas para encontrar paz y tranquilidad, no te pierdas la Rue Noire. Un artista callejero toca un curioso instrumento musical, el hang pan, con esta dulce melodía, ¡todos quedamos hechizados!

Nos enteramos de que aquí nació en 1980 la idea y la asociación de los "Pueblos más bonitos de Francia", una hermosa iniciativa para poner de relieve el patrimonio rural de todo el país. Collonges-la-Rouge fue el primer pueblo galardonado con esta preciada distinción, que ahora incluye a más de 150 pueblos franceses. Una agradable parada en el bello departamento de Corrèze.

Sarlat, el alma del Périgord Negro

Pasamos del rojo al amarillo para llegar a Sarlat, otro de los lugares que, sin duda, hay que visitar en Nouvelle-Aquitaine. Esta localidad debe su color a la piedra caliza de sus edificios, que les aporta una luz especial incluso en los días más apagados.

Sarlat fue uno de los primeros pueblos en beneficiarse de las obras de restauración permitidas por la ley Malraux a principios de los años 60. ¡Y vaya si se nota! No hay un rincón de este lugar que no sea bonito. Además, sus espectáculos callejeros y sus festivales gastronómicos hacen que todo el mundo se sienta bienvenido.

Un dato curioso es que Sarlat forma parte del Libro Guinness de los Récords con la mayor concentración de monumentos por metro cuadrado. ¡Definitivamente, no te lo puedes perder!

Burdeos y el espectacular Bassins de Lumières

Antes de emprender nuestro viaje por Nouvelle-Aquitaine nunca habíamos tenido la oportunidad de conocer Burdeos. ¡No teníamos ni idea de lo que nos perdíamos! Esta ciudad fue declarada Patrimonio Mundial de la Unesco en 2007.

Decidimos alquilar unas bicis para disfrutar del encanto de sus calles y de su armoniosa arquitectura. La gran red de carriles bici que recorren la localidad permite llegar a cualquier parte en cuestión de minutos.

Uno de los lugares que más merece la pena al visitar en Nouvelle-Aquitaine es Bassins de Lumières (Enlace externo) . Se trata de una antigua base submarina reconvertida en el mayor centro de arte digital del mundo. Entre oscuridad y música nos sumergimos en un espacio gigantesco que nos transporta al universo poético de los magníficos pintores Gustav Klimt y Paul Klee. Simplemente inolvidable.

Descender el Dordoña en canoa

Si pasas por la zona de Nouvelle-Aquitaine, reserva un hueco en tu agenda para perderte por las aguas del río Dordoña y descubrir la riqueza de su patrimonio. En nuestro recorrido de Cénac a Beynac en canoa pudimos apreciar las maravillas que esconde este lugar.

Una de las localidades con más encanto de la zona es, sin duda, La Roque Gageac. Esta localidad construida al pie de un acantilado es la más pintoresca de todo el Valle del Dordoña. ¡Parece sacada de una postal!

A continuación, nos encontramos con los impresionantes castillos de Beynac y Castelnaud. El Dordoña ha representado un lugar estratégico a lo largo de toda la historia, sobre todo en la Edad Media, y aquí pudimos entender por qué.

Para esta aventura decidimos contar con la ayuda de Canosphère (Enlace externo) . No podemos menos que recomendar a este gran equipo de personas comprometidas con la preservación del medio ambiente.

Las indicaciones de Fabrice nos ayudaron a apreciar aún más cada rincón del valle, declarado Reserva de la Biosfera por la Unesco en 2012. ¡No te lo puedes perder!

Viajar a la prehistoria en Lascaux IV

Sin duda, otro de los lugares que visitar en Nouvelle-Aquitaine es la cueva de Lascaux, en Dordoña. Esta cueva es una réplica exacta de la original, descubierta por casualidad en 1940. Adéntrate para descubrir las huellas de nuestros antepasados de hace 20.000 años.

Una de las cosas que más nos fascinó fue la cantidad de investigaciones científicas y el desarrollo de tecnologías que se necesitaron para llevar a cabo la réplica.

¡Apúntate a este viaje a la prehistoria y disfruta de las maravillas del Centro de Arte Lascaux IV (Enlace externo) !

Surfear en los lagos de Nouvelle-Aquitaine

Cerramos por todo lo alto nuestra lista de cosas que hacer en Nouvelle-Aquitaine, Francia. En esta ocasión, viajamos hasta Biscarrosse, en la costa landesa. Este lugar es perfecto para disfrutar de la magia y la diversidad de esta región.

A tan solo una hora de Burdeos tenemos la oportunidad de plantarnos en el océano Atlántico con una tabla de surf debajo del brazo. Un entorno idílico para disfrutar del presente y bajar un poco el ritmo.

¡Además, es un plan perfecto para disfrutar en familia! Te garantizamos que te enamorarás de la vida en la costa. Desde los primeros rayos de sol que se posan sobre el lago hasta los atardeceres que ven cómo los surfistas se divierten en las olas.

Uno de los mejores recuerdos que nos llevamos de este lugar es el de haber conocido a Clément y Dhélia Cétran, la pareja más famosa del pueblo que, además, forma un tándem tres veces campeón del mundo de surf.

Mientras Clément se encarga de dar vida a la escuela de surf Kiwisurf, Dhélia regenta el Surf Palace, el restaurante-cafetería más famoso de la zona. ¡Qué mejor forma de terminar tu viaje a Nueva Aquitania, Francia, que relajándote frente al mar!

Para saber más:

Otras rutas en coche por Francia:

Cita en Nouvelle-Aquitaine