Nuestras rutas favoritas para recorrer Francia en bicicleta

Inspiración

CicloturismoNaturaleza & Actividades al aire libre

La ruta en bicicleta por el Loira te reserva algunas sorpresas muy agradables, como el paso por el sublime Castillo de Chambord, la perla del Renacimiento.
© Bestjobers - La ruta en bicicleta por el Loira te reserva algunas sorpresas muy agradables, como el paso por el sublime Castillo de Chambord, la perla del Renacimiento.

Tiempo de lectura: 0 minPublicado el 10 febrero 2022

Si los soleados días de fuera de temporada te hacen sentir un hormigueo en las piernas y quieres levantar cabeza, ¡súbete a la bici! En el país del Tour de Francia, no faltan bellas escapadas. 22.800 km de rutas ciclistas y vías verdes, 5.500 km de itinerarios turísticos regionales, 3.000 circuitos de bicicleta de carretera y de montaña te invitan a disfrutar de un pedaleo suave a dúo, en familia o con amigos. En el campo, a lo largo de un canal, junto al mar, en los viñedos o en la montaña, desde los Altos de Francia hasta la Costa Azul, desde Bretaña hasta Alsacia, una pequeña selección de los más bellos recorridos para descubrir Francia en bicicleta.

En el país de los castillos en Centro Valle del Loira

Paseo en bicicleta por la orilla del Loira, en Orleans, en Valle del Loira.
© BestJobers - Paseo en bicicleta por la orilla del Loira, en Orleans, en Valle del Loira.

Entre Orleans y Tours, La Loire à Vélo realiza una de las rutas ciclistas más bellas de Francia. En este valle del Loira, declarado por la Unesco, la historia ha sembrado castillos de cuento, parques encantadores y jardines extraordinarios. Chambord, Chenonceau, Blois o Azay-le-Rideau... a lo largo del río real, las etapas se suceden, sin esfuerzo pero que seguro que te asombrarán. Para las diversiones y excursiones de un día con encanto, te recomendamos las rutas y bucles de Châteaux à Vélo. Y para algo nuevo, las pequeñas carreteras rurales y las suaves curvas del Indre. Paseando por Châteauroux, la fortaleza medieval de Montbazon, la Ciudad Real de Loches, el Castillo de Palluau-sur-Indre o los estanques de la Brenne, el Indre en bicicleta recoge tesoros poco conocidos.

Gran recorrido de una belleza extraordinaria en Córcega

Calvi, etapa ineludible de la Grande Traversée de la Corse à vélo (GT20).
© lettas / Adobe Stock - Calvi, etapa ineludible de la Grande Traversée de la Corse à vélo (GT20).

Será mejor que te advierta desde el principio: Córcega es una isla pero también una montaña en el mar. Así que si quieres ir en bicicleta, preferiblemente en primavera u otoño para evitar el calor, opta por la asistencia eléctrica. Esto te permitirá disfrutar de las vistas panorámicas y del embriagador olor del maquis, sin pisar tierra firme. Al igual que el GR20, su famoso homólogo senderista, el GT20 (por Grande Traversée), inaugurado en 2019, atraviesa la isla de la belleza de norte a sur. Desde Bastia, en Haute-Corse, hasta las gargantas de Bonifacio, esta ruta ciclista de 600 km se desarrolla en 12 etapas, pasando por el suntuoso Cap Corse. Pueblos en el balcón del Mediterráneo, refrescantes arroyos de montaña, puertos vertiginosos y playas de ensueño, no dejarás de maravillarse.

Por la ruta de los viñedos en Alsacia

Por la ruta de los viñedos de Alsacia, en los alrededores del pueblo Riquewihr.
© Pkazmierczak / Adobe Stock - Por la ruta de los viñedos de Alsacia, en los alrededores del pueblo Riquewihr.

Con 2.500 km de rutas ciclistas, 11 puertos míticos, 15 bucles regionales, 55 bucles locales y 3 EuroVélo... Alsacia está a la cabeza de los viajes en bicicleta. En la rueda de Estrasburgo, la capital francesa del ciclismo, es fácil salirse por la tangente, desde bonitos pueblos floridos hasta posadas agrícolas, desde abadías hasta bodegas gourmet. Si tuvieras que elegir una sola ruta, sería la Véloroute del Viñedo de Alsacia, de Marlenheim a Thann. Trazada en paralelo a la famosa Ruta del Vino, que festejó su 70 aniversario en 2023, serpentea a lo largo de 143 km, tomando sin prisa antiguas líneas de ferrocarril, tramos de la antigua calzada romana y caminos entre los viñedos. La ruta también incluye un bucle favorito en la animada ruta ciclista del Valle de Kaysersberg.

De bahías a cabos en Altos de Francia

Paseo por el litoral en la Vélomaritime cerca de Touquet, en Altos de Francia.
© EV4 / CRT Hauts-de-France - Paseo por el litoral en la Vélomaritime cerca de Touquet, en Altos de Francia.

Una docena de faros, sitios fortificados, seis campanarios catalogados por la Unesco, encantadoras estaciones balnearias de la Belle-Époque, desde Le Touquet hasta Malo-les-Bains... En la región de Altos de Francia, a lo largo de 190 km entre Mers-les-Bains y Dunkerque, el Vélomaritime hace pedalear con entusiasmo. Nos encantan todas los tramos y, por supuesto, la de la Bahía de Somme donde la inmersión es 100% natural con magníficas luces opalescentes. O al norte de Boulogne-sur-Mer, donde se encuentran los dos cabos, Cap Gris-Nez y Cap Blanc-Nez, donde podrás pedalear a la altura de las gaviotas y ver pasar las playas y los acantilados. Otro ambiente entre Arras y Amiens, en la Véloroute de la Mémoire. En esta ruta de 90 km, que se puede prolongar por los caminos de sirga de la Véloroute Vallée de Somme, te encontrarás con los emotivos restos y recuerdos de la Gran Guerra.

Por la ruta del lino en Normandía

Sobre dos ruedas por la ruta del Lino, en Normandía.
© V.Rustuel / Seine-Maritime Attractivité - Sobre dos ruedas por la ruta del Lino, en Normandía.

Salir de París en bicicleta para seguir el valle del Sena es ir al encuentro de Normandía hasta Le Havre y seguir hasta las famosas planches de Deauville. Por el camino, la ruta ciclista Seine à Vélo te invita a descubrir Giverny, cuna del impresionismo, o el famoso Castillo Gaillard. También está Rouen y la luminosa abadía de Jumièges antes de Honfleur y los verdes prados de la región de Auge. ¿Buscas una alternativa dulce? Sin dudarlo, en junio, época de floración, pedalea en un océano de azul en la Véloroute du Lin, unos 75 km de vías verdes que serpentean por el interior de la Côte d'Albâtre, desde la pequeña estación de Pourville-sur-mer hasta los acantilados de Fécamp.

Entre viñedos y océano en Nouvelle-Aquitaine

Pedaladas familiares por la bahía de Arcachon, en Nouvelle-Aquitaine.
© arcachonphoto.com / Adobe Stock - Pedaladas familiares por la bahía de Arcachon, en Nouvelle-Aquitaine.

Burdeos y su Cité du Vin, el Entre-deux-Mers, la Bahía de Arcachon y la Duna del Pilat, las playas atlánticas y el estuario de Gironda, los pueblos de pescadores y los pequeños puertos ostreros, las Landas de Gascogne con sus fragantes bosques de pinos marítimos y, por supuesto, los viñedos y los grandes castillos del Médoc... He aquí un concentrado ideal para una primera incursión ciclista en Nouvelle-Aquitaine. Este Tour de Gironde en Bicicleta, de 480 km, a dividir en etapas tranquilas según su propio ritmo, recorre parte del itinerario del Canal des 2 mers. Pero también de la Vélodyssée, esta vigorizante ruta ciclista que atraviesa Bretaña y luego sigue el Atlántico hasta la costa vasca. ¿Sueñas con ello? ¡Súbete al sillín!

A lo largo del Canal du Midi en Occitania

Paseo en bicicleta a lo largo del Canal du Midi, en Occitania.
© M.studio / Adobe Stock - Paseo en bicicleta a lo largo del Canal du Midi, en Occitania.

Pedalear desde Toulouse hasta el Mediterráneo, pasando por la orgullosa ciudad de Carcassonne, siguiendo el Canal du Midi, a la sombra de los grandes plátanos es uno de los griales del ciclismo en Occitania. Los últimos kilómetros hasta Sète por la excepcional vía verde del Lido Te dejarán suspendido entre la tierra y el mar. Sólo tendrás que volver a ponerte en pie para elegir la playa para bañarte. ¿Prefieres tomar algo de altura? El Passa Païs, la vía verde del Haut-Languedoc, en la ladera de la montaña, a caballo entre la cuenca hidrográfica, es una visita obligada. Desde las estribaciones de la Montaña Negra hasta el Macizo del Caroux, pasando por encantadores pueblos y una sucesión de puentes y túneles de la antigua línea ferroviaria, el pedaleo tiene el bello acento cantarín del sur.

Estuario y obras de arte en Loira Atlántico

Paseo en bicicleta por la Costa de Vendée, en el País del Loira.
© Thierry Ryo / Adobe Stock - Paseo en bicicleta por la Costa de Vendée, en el País del Loira.

Entre la costa atlántica y el valle del Loira, el País del Loira te dejará boquiabierto. Aquí, la Loire à Vélo termina su largo viaje desde Nevers, en Borgoña-Franco Condado. Después de Angers, el último tramo, que lleva de Nantes a Saint-Brévin-les-Pins tras el gran puente de Saint-Nazaire, ofrece una luminosa etapa. Y el arte también está a la orden del día, ya que las instalaciones y obras de arte creadas por el Viaje a Nantes acompañan el descubrimiento del estuario a lo largo de 60 km. Te recomendamos el Valle del Loir, un secreto bien guardado a medio camino entre Le Mans, Angers y Tours. Y, por supuesto, vigorizantes paseos a golpe de pedal por las islas de la Vendée, en Noirmoutier, de las marismas a los molinos, o en la isla de Yeu, entre dunas y calas encantadoras.

De Lubéron a la Bahía des Anges, en Provenza-Alpes-Costa Azul

Paseos en bicicleta por el Paseo de los Ingleses de Niza, en la Costa Azul, con el Mediterráneo como telón de fondo.
© Kirk Fisher / Adobe Stock - Paseos en bicicleta por el Paseo de los Ingleses de Niza, en la Costa Azul, con el Mediterráneo como telón de fondo.

Los más valientes incluirán en su programa el Tour du Mont-Ventoux, este gigante de la Provenza que se puede admirar desde todos los ángulos mientras se gira por las pequeñas carreteras llenas de aromas de garriga y lavanda. ¿Te apetece dar un paseo? Prueba la vía verde del Calavon, en la ruta ciclista del Mediterráneo. Disfrutarás recorriendo las pequeñas carreteras del Luberon para descubrir los pueblos encaramados y la asistencia eléctrica es obviamente una buena opción. Para tener el Mediterráneo a tus pies, nada mejor que la "Littorale". Entre Cannes y Niza, o a la inversa, este carril bici a lo largo de la Bahía de los Ángeles y la Promenade des Anglais permite descubrir el paseo marítimo más famoso de Francia. ¡La Costa Azul es preciosa!

Por Pascale Filliâtre

Periodista y viajera. A menudo, he ido hasta la otra punta del planeta para encontrar lo que Francia nos ofrece… justo al lado. filliatre.pascale@orange.fr

Ver más