Tras los pasos de Yolanda Edwards en Burdeos

Inspiración

Burdeos

Directora creativa de la revista Condé Nast Traveller, Yolanda Edwards cayó rendida a los encantos de Burdeos, donde vive con su familia.
© Yolanda Edwards - Directora creativa de la revista Condé Nast Traveller, Yolanda Edwards cayó rendida a los encantos de Burdeos, donde vive con su familia.

Tiempo de lectura: 0 minPublicado el 3 marzo 2023

Yolanda Edwards es una admiradora y conocedora del arte de vivir a la francesa. Directora creativa de la revista Condé Nast Traveller, "Yolo" ha dedicado gran parte de su carrera a encontrar buenas direcciones por todo el mundo. Para France.fr, se entrega a su actividad favorita, esta vez centrada en su ciudad de adopción: Burdeos y la región del Médoc. Es hora de abrir el diario de viaje bordelés de Yolanda Edwards y descubrir a los apasionados artesanos que hacen brillar el saber hacer francés.

Château Lynch-Bages: excepcionales vinos en un viñedo de bordelés

Degustación de vinos excepcionales en Château Lynch-Bages, en el Médoc, cerca de Burdeos.
© Thomas Aulagner / Exceptional Alien - Degustación de vinos excepcionales en Château Lynch-Bages, en el Médoc, cerca de Burdeos.

¿Cómo no empezar un viaje a Burdeos con una parada en los viñedos del Médoc, uno de los más famosos del mundo? Yolanda nos invita a conocer a Jean-Michel Cazes, apasionado viticultor y propietario del Château Lynch-Bages, Grand Cru Classé, junto a su hijo y digno sucesor Jean-Charles. Amante del arte contemporáneo, la familia Cazes abre cada año las puertas de las antiguas bodegas a un artista de renombre y organiza una exposición. - Descubre el Château Lynches Bages en Pauillac, cerca de Burdeos

Maison Baroc: al descubrimiento de la charcutería del Médoc

En Pauillac, cerca de Burdeos, Maison Baroc ofrece una gran variedad de platos elaborados con productos del Médoc.
© Thomas Aulagner / Exceptional Alien - En Pauillac, cerca de Burdeos, Maison Baroc ofrece una gran variedad de platos elaborados con productos del Médoc.

Los tesoros del Médoc no se limitan a la bebida, ni mucho menos. Al norte de Burdeos, a orillas del río Garona, Sylvain Andreux defiende con pasión su territorio y su terruño sublimando los productos locales emblemáticos de la región, servidos en varios restaurantes con estrellas. Entre sus especialidades destacan el emblemático foie gras veteado con vino, los patés en croute con colmenillas, las rillettes con vino y boletus y el grenier médocain, famoso embutido local de sabor y aroma intenso. Una saber hacer artesanal excepcional. - Descubre las elaboraciones de Maison Baroc, artesano-proveedor del Médoc

Quesería Deruelle: la felicidad en el plato

En Burdeos, la quesería Deruelle ofrece 150 variedades de queso.
© Thomas Aulagner / Exceptional Alien - En Burdeos, la quesería Deruelle ofrece 150 variedades de queso.

En el centro de Burdeos, cerca de la Place du Palais, Elodie Deruelle tiene otro savoir-faire francés. Brie con pistachos e higos, Lou Carat, Chevrotin des Aravis, Grataron d'Arêches, Chevrette de Novel... esta quesería bordelesa ofrece nada menos que 150 variedades de quesos de granja y AOP. En las estanterías, también encontrarás preparaciones dulces a base de queso, por supuesto: gougères, tiramisús y tartas de queso... - Descubre las creaciones de la quesería Deruelle de Burdeos

Au Pétrin Moissagais: buen pan hecho en horno de leña

En el Pétrin Moissangais, panadería artesanal situada en el corazón de Burdeos, el pan gascón se cuece en horno de leña.
© Thomas Aulagner / Exceptional Alien - En el Pétrin Moissangais, panadería artesanal situada en el corazón de Burdeos, el pan gascón se cuece en horno de leña.

Pero, ¿qué sería de un trozo de queso, por delicioso que sea, sin una rebanada de buen pan gascón de masa madre? Según Yolanda Edwards, el pan más sabroso (e insólito) de la ciudad es el de Serge Combarieu, un apasionado panadero artesano cuya tienda se encuentra cerca del Halle des Chartrons. Su sabor inimitable procede de su método de cocción: un horno de leña que data de... ¡1765! Un saber hacer ancestral que requiere paciencia, unas cuatro horas por hornada, pero que hace las delicias de lugareños y turistas. Le Pétrin Moissagais también ofrece una gran variedad de viennoiseries (de masa fermentada u hojaldrada), ¡entre ellas la indiscutible chocolatine (llamada en otras partes pain au chocolat)! - Descubre las viennoiseries de Au Pétrin Moissagais, panadería artesanal de Burdeos

Rétro Bicicletta: en Burdeos las bicicletas tienen estilo

Concesionario de bicicletas en Burdeos, el taller Rétro Bicicletta fabrica bicicletas vintage.
© Thomas Aulagner / Exceptional Alien - Concesionario de bicicletas en Burdeos, el taller Rétro Bicicletta fabrica bicicletas vintage.

Para mantenerse en forma después de este rally gastronómico y explorar Burdeos con total libertad, nada como un paseo en bicicleta por el Garona. Con 40 kilómetros de carril bici y 100 kilómetros de ciclovía, la ciudad está adaptada a la movilidad suave. Puedes alquilar una bicicleta de autoservicio, mecánica o eléctrica, para llegar a la Cité du Vin y al Museo Mer Marine. Por el camino, los aficionados a las bicicletas antiguas estarán encantados de detenerse en la tienda de bicicletas Rétro Bicicletta, un taller-boutique donde Clément Tafflet y su equipo revisan y recuperan bicicletas antiguas para fabricar auténticas bicicletas con un elegante diseño. Una forma estupenda de recorrer las tiendas locales con estilo mientras se mantiene vivo un saber hacer tradicional. - Descubre una colección de bicicletas antiguas en Rétro Bicicletta, una tienda de bicicletas de Burdeos

Sobre Yolanda Edwards

Amante del vino francés y del arte de vivir, Yolanda Edwards vive con su familia en un pueblo del Médoc, cerca de Burdeos.
© Yolanda Edwards - Amante del vino francés y del arte de vivir, Yolanda Edwards vive con su familia en un pueblo del Médoc, cerca de Burdeos.

Directora creativa de la revista Condé Nast Traveller y editora de su propia revista Yolo Journal, Yolanda Edwards es una experta en viajes. Tras recorrer el mundo en busca de buenas direcciones, encuentros auténticos y animar a sus lectores a viajar de forma ética y ecorresponsable antes de que estuviera de moda, "Yolo", como se la conoce, se instaló finalmente en 2015 en un pequeño pueblo del Médoc, entre Burdeos y el estuario de la Gironda. Sensible al arte de vivir francés, cayó bajo el hechizo del saber hacer local. Viticultura, por supuesto, pero también charcutería, panadería y fabricación de bicicletas vintage.

Por Kévin Bonnaud