Enamórate en Francia

Inspiración

Diversión y vida nocturnaEn pareja

Ambiente romántico en París, a orillas del Sena.
© Fred Pixlab / Unsplash - Ambiente romántico en París, a orillas del Sena.

Tiempo de lectura: 0 minPublicado el 30 enero 2023

Francia ofrece a los enamorados un marco excepcional para pasar tiempo juntos y vivir un momento romántico inolvidable. Las grandes ciudades son bellas y vibrantes y resultan apasionantes para pasar unos días de la mano. La costa, el campo o la montaña ofrecen multitud de lugares para una escapada romántica. Aquí tienes 5 buenas razones para enamorarte en Francia.

1 - La magia de París, la ciudad de los enamorados

Pont de l'Alma iluminado, para una velada romántica en París.
© Leonard Cotte / Unsplash - Pont de l'Alma iluminado, para una velada romántica en París.

París es una ciudad que respira el amor, y la gente viene de todas partes para disfrutar del ambiente romántico de la Ciudad de la Luz. Aquí, las ideas para deleitar a tu ser querido son innumerables, desde restaurantes con ambientes íntimos hasta deliciosos salones de té, hoteles frente a la Torre Eiffel e impresionantes vistas del Sena. La capital francesa es una visita obligada para disfrutar de un delicioso "tête à tête".

Así, ofrecer la elegancia de los palacios parisinos a tu elegido es una muy buena idea, para una noche, una comida, una copa, un spa, estos establecimientos declinan su "savoir-faire" y su espíritu de lujo en todos los servicios propuestos. Sin olvidar la magnífica decoración.

Para disfrutar de unas vistas impresionantes, el Hôtel Palace Le Shangri-La es una muy buena dirección: este sublime palace parisino, ubicado en la antigua residencia del príncipe Roland Bonaparte, domina la Torre Eiffel y el Sena. El restaurante del hotel, Chang Palace, es el único restaurante chino con una estrella Michelin en Francia.

El ambiente retro y chic del Hôtel Molitor Paris es también un marco de ensueño para los enamorados: una antigua piscina art déco parisina renovada con gusto al más puro estilo de la época. Su magnífico spa Clarins, el mayor spa de hotel de Europa con un espacio de 1.700 m2 dedicado íntegramente a tratamientos, ¡es un templo de belleza y bienestar!

Para admirar París de cerca, el Don Juan II, único restaurante con estrella Michelin a orillas del Sena, es una visita obligada. En el menú, 2 horas de navegación, una cena a la luz de las velas al son del chapoteo del agua y la majestuosa ciudad de la luz desplegando toda su belleza iluminada. También puedes enamorarte de la acogedora decoración Art Déco del restaurante La Suite Girafe, con su terraza panorámica privada con vistas a todo París, situada frente a la Torre Eiffel. Por último, para una bucólica escapada urbana, el Chalet des Îles, en el Bois de Boulogne, ofrece un romántico brunch dominical en un remanso de paz al oeste de la capital.

Para combinar cultura y amor, el Musée de la Vie Romantique y su encantador salón de té Rose Bakery son una visita obligada. Un lugar dedicado a los artistas emblemáticos de la época, ideal para empaparse del romanticismo desbordante del París del siglo XIX.

2 - Ciudades y pueblos de Francia con vistas inolvidables

Rocamadour al borde de un acantilado, un pueblo medieval fuera del tiempo.
© Le sixième rêve / Unsplash - Rocamadour al borde de un acantilado, un pueblo medieval fuera del tiempo.

Los pueblos y pequeñas ciudades de Francia situados en lo alto de las colinas ofrecen un marco romántico impresionante. Una experiencia para tener el privilegio de ofrecer un hermoso paréntesis contemplativo a dos y apreciar juntos un momento fuera del tiempo.

Annecy, la pequeña Venecia de los Alpes La adorable ciudad de Annecy, situada en los Alpes, es apreciada por los enamorados por su centro histórico de fachadas pastel y sinuosos canales. El lago es hermoso en todas las estaciones, con montañas alrededor y la naturaleza omnipresente. El hotel Relais & Châteaux Le Clos Des Sens, situado frente al lago, cuenta con un baño nórdico al aire libre, calentado a 27 °C, ¡un puro placer para dos!

Rocamadour, un pueblo medieval encaramado en un marco romántico impresionante Cuando uno descubre Rocamadour, este pueblo encaramado en Occitania, el encanto está ahí desde el primer vistazo. La belleza de este pueblo, clasificado como patrimonio de la Unesco, es absolutamente irreal, con, por un lado, la ciudad medieval y sus edificios sobre las rocas y, por otro, el cañón del Alzou, un paraje natural excepcional.

Cassis, un pueblo provenzal frente a las calanques y el Mediterráneo El encantador puerto pesquero de Cassis, en la Provenza, se abre a un paisaje de postal con viñedos y majestuosas calas sobre el Mediterráneo. Es una base ideal para explorar el Parque Nacional de Calanques y sus vistas de infarto, entre el verde de los pinos y el azul del mar.

Bonifacio, la mítica ciudadela de la isla de la belleza. Con sus acantilados blancos que destacan sobre el azul del mar, Bonifacio, en Córcega, es el escenario perfecto para una escapada en pareja bajo el sol. El invierno es suave en Bonifacio, y el ambiente tranquilo y cálido de esta estación, tanto en la ciudad como en los alrededores, es una delicia.

3 - La multitud de magníficas experiencias para dos en todo el país

Los Alpes, un inmenso campo de juego para los enamorados.
© AdobeStock / Tibi.lost.in.nature - Los Alpes, un inmenso campo de juego para los enamorados.

Para una aventura en pareja, Francia ofrece una opción excepcional por su variedad geográfica y el original patrimonio cultural de cada una de sus regiones. Patrimonio, aventura, deporte, artesanía, ¡el gusto por descubrir está presente de mil y una maneras para el mayor placer de los enamorados!

En Alsacia, por ejemplo, la Ruta del Vino inspira a las parejas a cada paso; a lo largo del camino, se maravillan con los pequeños pueblos enclavados en los viñedos, se deleitan con la deliciosa comida y los vinos, exploran Estrasburgo y sus canales, y sucumben al encanto de la romántica Colmar y sus casas con entramado de madera.

Para los artistas, una estancia sobre el tema de la artesanía y el amor es también una muy buena idea, un momento de compartir original y muy enriquecedor. En Grasse, Provenza, podrás sumergirte en la creación de perfumes y el descubrimiento de las flores que los componen paseando por las garrigas. En el entorno natural preservado de las Landas, junto a la encantadora estación de Hossegor, podrás aprender a crear tu propia cerámica, una experiencia que se combina con largos paseos de la mano por las magníficas playas y bosques de las Landas.

Para un paseo en pareja, frente al mar y en bicicleta, la Isla de Ré es el lugar ideal. Los carriles bici cruzan el territorio insular de un lado a otro, siguiendo las inmensas playas de arena y los bancos de ostras de los ostricultores. Otra inspiración al aire libre es redescubrir el auténtico encanto de las montañas nevadas con una reconfortante excursión con raquetas de nieve o esquí de fondo a uno de los pueblos de los Alpes o los Pirineos.

4 - La enorme oferta de alojamientos insólitos cerca de la naturaleza

El dominio de Nids des Vosges, un pueblo de chalés encaramado en lo alto de los árboles del macizo de los Vosgos.
© Julien Marx / Nids des Vosges - El dominio de Nids des Vosges, un pueblo de chalés encaramado en lo alto de los árboles del macizo de los Vosgos.

Los alojamientos insólitos, de los que hay muchos en Francia y que a menudo están enclavados en plena naturaleza, ofrecen a sus huéspedes un marco idílico para vivir momentos intensos, conmovedores y sencillos. Bajo las estrellas, cerca de las flores y los pájaros, el tiempo se detiene y apreciamos juntos esta conexión con la naturaleza divina.

Así, el sorprendente Village Flottant de Pressac, en Nouvelle-Aquitaine, acoge a los enamorados en medio de un lago para que duerman adormecidos por los suaves movimientos del agua. El dominio Nids des Vosges ofrece una experiencia inédita con un pueblo de chalés muy acogedores encaramados en lo alto de los árboles del macizo de los Vosgos. Para un cambio de aires aún mayor, Le Bruit de L'eau, en la bahía de Somme, en Altos de Francia, ofrece un descanso de la naturaleza con románticas suites japonesas abiertas a un jardín paisajista. Por último, para una exploración fuera de lo común, el Wapa Lodge, sumerge a sus visitantes en la selva amazónica para explorar la impresionante biodiversidad de Guyana.

5 - Los admirables castillos franceses que inspiran a enamorados de todo el mundo

El majestuoso castillo de Chambord, en el valle del Loira, y sus magníficos jardines.
© Dorian Mongel / Unsplash - El majestuoso castillo de Chambord, en el valle del Loira, y sus magníficos jardines.

¿Hay algo más romántico que una noche en una cama con baldaquín, en una habitación ricamente decorada con vistas a suntuosos jardines franceses? Una estancia en un castillo francés es la manera perfecta de vivir un momento principesco con la persona amada.

El Castillo de Chambord, en el valle del Loira, por ejemplo, alberga en sus jardines el Relais de Chambord, con ventanas que dan al majestuoso edificio del castillo de Francisco I. Una experiencia verdaderamente excepcional en el corazón de un lugar marcado por la historia de los reyes de Francia. Otra joya es el Château de Saint Jean, en Auvernia, que ofrece a sus huéspedes una decoración renacentista de rara elegancia, así como un descubrimiento gastronómico único con la atrevida cocina del chef con estrella Olivier Valade.

Más al sur, la región de Burdeos y sus magníficos castillos rodeados de viñedos seducirán a las parejas sibaritas, amantes de un patrimonio excepcional. Por ejemplo, el Château Prieuré Marquet, cerca de Saint-Emilion, una casa elegante del siglo XV en el corazón de un parque de 40 hectáreas de viñedos y jardines, ofrece estancias temáticas para enamorados: visitas y degustaciones de viñedos, cursos culinarios y gastronómicos, paseos a caballo o en bicicleta, descubrimientos culturales...

Por Florence François Denos

Escritora de viajes apasionada por la naturaleza, el turismo lento y los descubrimientos auténticos. florence@headerpop.com