Escapada cultural y gourmet de Estrasburgo a Metz, por Marcorama

Inspiración

Alsacia y LorenaCicloturismoCultura & PatrimonioGastronomía & Vino

Gran Este.
© Marcorama - Gran Este.

Tiempo de lectura: 0 minPublicado el 28 julio 2022

Tuve la oportunidad de descubrir la región de Gran Este para Explore Grand-Est y France.fr. Ahora me toca a mí compartir con vosotros mis impresiones de este viaje.

La región Gran Este

Castillo de Fleckenstein.
© Marcorama - Castillo de Fleckenstein.

Tengo que reconocer que el nombre de Gran Este no me sonaba... pero resulta que esta región nació hace poco, el 1 de enero de 2016, al agrupar tres regiones: Alsacia, Champaña-Ardenas y Lorena, en el noreste de Francia. Estos nombres sí me resultan familiares, ¡y seguramente a ti también! Para que te hagas una idea del contexto geográfico, las cinco mayores ciudades de esta región son Estrasburgo, Reims, Metz, Mulhouse, Nancy y Colmar.

Desde la Gare de l'Est de París, podrás llegar cómodamente a Estrasburgo en tren en una hora y media y admirar los más variados y bellos paisajes por el camino.

Además de la belleza natural, las colinas, las vistas, la buena comida, las famosas catedrales góticas y las calles pintorescas, hice grandes descubrimientos de arte y arquitectura contemporánea, mis pasiones.

Chemin des Cimes, en Drachenbronn-Birlenbach, Alsacia.
© Marcorama - Chemin des Cimes, en Drachenbronn-Birlenbach, Alsacia.

En el chemin des cimes (camino de las cumbres) en Drachenbronn-Birlenbach, me sorprendió la proximidad de la arquitectura y la naturaleza. En medio de un antiguo campo militar hay una torre de vigilancia desde la que se puede disfrutar de una vista de 360º después de un paseo hacia arriba, e incluso se puede bajar después por el tobogán.

Marcorama
© Marcorama

¡Y eso no es todo! Cerca de este mirador, encontrarás rutas de senderismo que te llevarán a los más bellos miradores naturales y hasta las ruinas.

Estrasburgo

El barrio del Danubio, antaño un puerto abandonado, se ha convertido en un verdadero barrio ecológico.
© Marcorama - El barrio del Danubio, antaño un puerto abandonado, se ha convertido en un verdadero barrio ecológico.

Llegamos a Estrasburgo después de la puesta de sol. Hemos elegido, para alojarnos, el hotel ecológico Tandem, inaugurado en 2020, situado en la plaza frente a la estación central. Un concepto interesante con un aspecto moderno, inteligentemente pensado en todos los aspectos. La cena nos espera, y esta noche estamos invitados en el Restaurante les Chauvins, donde nos sirven platos locales revisados y servidos como tapas. Una delicia, y el chef era inagotable contando la historia de cada plato.

Estrasburgo es un lugar ideal para explorar en bicicleta y el hotel las ofrece a sus huéspedes. Tras un delicioso desayuno, salimos a explorar Estrasburgo a orillas del Ill.

Nos detuvimos en el barrio del Danubio, antaño un puerto abandonado, ahora un verdadero barrio ecológico. Según un plan maestro, se ha creado una zona urbana sostenible para mejorar las condiciones de vida de las generaciones presentes y futuras.

La Universidad de Estrasburgo.
© Marcorama - La Universidad de Estrasburgo.

Continuamos nuestro recorrido en bicicleta por las orillas del río hasta la frontera con Alemania -varios puentes conectan los dos países a través del Rin- y después vuelta al centro, al otro lado del río, donde nos esperaba una visita guiada sobre arte urbano y grafitis.

El punto de partida fue el Museo de Arte Moderno y Contemporáneo. El exterior del museo es un lienzo para obras de arte inspiradoras. Nuestro guía, que nos hizo descubrir varias obras de arte urbano de la ciudad, conocía bien la historia y los artistas. Una calle está incluso enteramente dedicada a este arte: la rue de Jeu-des-Enfants.

Por la tarde, fuimos en busca de obras arquitectónicas interesantes y nos dieron un soplo: el edificio de la universidad, que es realmente impresionante con un atrio digno de mención. Después de explorar en bicicleta, volvimos a los parques de la universidad, que albergan algunos edificios arquitectónicos muy interesantes.

Terminamos el día con una sorprendente cena en el hotel/restaurante BOMA donde el chef sirve platos de fusión con ingredientes locales. Sensaciones de sabor y texturas únicas garantizadas.

Metz

El río Mosela en Metz.
© Marcorama - El río Mosela en Metz.

A la mañana siguiente tomamos el tren a Metz, donde, tras registrarnos en el hotel, tomamos un barco por el Mosela para ver la ciudad desde otro ángulo. La naturaleza también es muy hermosa en Metz. Desde el barco vimos muchos pájaros, martines pescadores e incluso una cabaña de castores. La ventaja de esta visita es que se aprende mucho sobre la historia de una ciudad y el origen de sus impresionantes edificios.

Un viaje en barco abre el apetito, así que nos dirigimos al Mercado Cubierto de Metz, el más antiguo de Francia, donde probamos las delicias locales en Mauricette's. Al estilo francés, por supuesto, en la barra con una tabla de quesos, carnes y pasteles salados.

Terminamos con una degustación en la destilería de Mélanie, donde disfrutamos del licor local elaborado con las famosas mirabeles de Metz.

Centre Pompidou-Metz.
© Marcorama - Centre Pompidou-Metz.

Después de cargarnos de energía, fuimos en busca de las maravillas arquitectónicas de Metz, que encontramos en el Technopôle de Metz.

Nuestra última parada no nos la hubiéramos perdido por nada del mundo: el Centro Pompidou-Metz. ¡Qué edificio tan increíble, por dentro y por fuera! Había varias exposiciones de vídeo que ponían de relieve de diferentes maneras el impacto de la humanidad en la Tierra. Verdaderamente impresionante.

Por Marcorama

Soy Marco de Groot, un fotógrafo afincado en Utrecht, Países Bajos. Mi pasión es fotografiar la arquitectura contemporánea utilizando composiciones simétricas y un estilo minimalista. También me apasiona viajar.

Ver más