Los mejores alojamientos insólitos para pasar una noche mágica en la montaña

Las vacaciones en la montaña suelen ser sinónimo de desconexión y evasión. Para una estancia reconfortante fuera del tiempo y cerca de la naturaleza, ¿por qué no optar por una noche (o dos) en una burbuja, un pod, un barril o incluso en una apisanodora de nieve? De los Alpes a los Pirineos, pasando por los Vosgos y el Jura, te mostramos nuestra selección de alojamientos insólitos para disfrutar en pareja, en familia o con amigos. ¡Un cambio de aires garantizado!

Una apisonadora de nieve reconvertida en habitación de hotel en La Plagne, en Tarentaise

Pero, ¿quién tuvo la loca idea de instalar un día una suite de alta gama en una apisonadora de nieve? Es en Bellecôte, en el corazón del dominio de esquí de La Plagne, en los Alpes, donde descubrimos esta apisonadora de nieve apodada "Over the Moon": una habitación doble totalmente equipada, un cuarto de baño con bañera de burbujas, todo ello con hermosos ventanales que ofrecen una vista sin obstáculos de los picos circundantes. Tras la visita de este insólito alojamiento, el chófer conduce la apisonadora de nieve hasta la cima de la Arpette, a 2.400 metros de altitud, antes de marcharse en una moto de nieve para dejaros solo en el mundo, con una botella de champán bien fría, que deberás disfrutar con moderación: ¡una velada inolvidable en perspectiva!

Disfruta de una noche en una máquina pisanieves en La Plagne (Enlace externo)

Una casa de hobbit en La Bresse, en los Vosgos

¿Buscas una escapada? Dirígete a la estación de La Bresse, en los Vosgos, para realizar un viaje mágico y fantástico al país de la Tierra Media. Dentro del parque de aventuras Bol d'Air, que mezcla hábilmente accrobranche, las tirolinas y los alojamientos insólitos, se esconde, en la ladera de la montaña, una cabaña excavada en la roca y con cubierta verde, que recuerda mucho a las casas de los hobbits imaginadas por el autor de El Señor de los Anillos. Madera en bruto, corteza, piedras, cálidas mantas, una estufa de leña y acogedores sofás hacen del interior de esta atípica casa una experiencia en sí misma.

Pasar una noche en una casa hobbit (Enlace externo)

En la cima del Pic du Midi, como un científico

Nos encontramos en la cumbre del Pic du Midi de Bigorre, a 2.876 metros de altitud, que debe su fama al observatorio astronómico que lo corona. Cuando el día llega a su fin, toma el teleférico: ¡el observatorio es tuyo durante la noche! Desde la terraza se puede ver la puesta de sol sobre las cumbres pirenaicas. A continuación, dirígete al restaurante para cenar antes de participar en una velada de observación de las estrellas con los astrónomos. Una forma estupenda de irse a la cama en una habitación sobria, ¡pero con una vista mágica de las montañas! Se reciben 27 afortunados por noche. Acercarse al cielo pirenaico es algo que hay que ganarse y requiere paciencia. Las reservas se abren con dos años de antelación (abiertas para 2024).

Una noche estrellada en el Observatorio del Pic du Midi (Enlace externo)

Un pod accesible con raquetas de nieve en La Pierre Saint Martin, en los Pirineos

Cerca de la pista de Pescamou y con vistas al mayor lapiaz de Europa, en la estación pirenaica de La Pierre Saint Martin, dos alojamientos insólitos se esconden en medio de los pinos. El Atipic Lodge ofrece dos cabañas calentadas con estufas de leña (Black Rock y Spoutnik) diseñadas con el fin de preservar la naturaleza y minimizar su impacto en el medioambiente. Después de una caminata con raquetas de nieve al anochecer, relájate en un baño exterior calentado a 38°C (con estufa de leña) antes de disfrutar de una buena comida con sabor pirenaico. ¡Una velada realmente original!

Alójate en un pod en los Pirineos con Atipic Lodge (Enlace externo)

Una cabaña con spa en el Jura

¿Y si pasaras una noche en una cabaña de alta gama encaramada en los árboles del bosque del Jura, a 6 metros del suelo? Acércate a la región de los lagos, en el Jura para una estancia excepcional. A pocos metros de las Cascadas del Hérisson, en un parque de 3 hectáreas, se esconden dos cabañas de lujo con spa, ideales para recargar las pilas tras una excursión al Lago de Bonlieu o una jornada de esquí en la estación de Rousses. Un alojamiento insólito en plena naturaleza con una gran terraza y la comodidad de una habitación de hotel. Para que tu estancia sea aún más agradable, se ofrecen servicios especiales: masaje en la cabaña, entrega de comida (que se sube con una polea) con un surtido de productos locales, pétalos de rosa a la llegada, acompañados de velas, mignardises y vino espumoso del Jura... ¡La velada promete ser romántica!
Apertura de temporada a partir del 3 de febrero de 2023.

Pasar una noche romántica en una cabaña con spa (Cabanes du Hérisson) (Enlace externo)

Una burbuja transparente frente al Mont Blanc en Combloux, cerca de Megève

Imagínate, aquí en plan romántico, cómodamente instalados en una burbuja en medio de la naturaleza con una vista panorámica del Mont-Blanc. Con un aperitivo de bienvenida y un amuse-bouche, una cena gourmet preparada por el chef, masajes y tratamientos de bienestar de 2 horas, pétalos de rosa en la cama a tu llegada e incluso un concierto de organillo, Nuit Nature es un nido elegante e idílico para una noche romántica o una estancia inolvidable con la familia o los amigos en Combloux, cerca de Megève en los Alpes. Hay dos burbujas disponibles para reservar, para dos o seis personas.

Estancia en una burbuja frente al Mont Blanc con Nuit Nature (Enlace externo)

Un barril en el corazón de una casa rural ecuestre en el Jura

Cerca de las pistas de esquí de fondo, apartado de un pequeño pueblo del Jura y en medio de una ganadería equina, La Barrique des 4 saisons es un alojamiento (verdaderamente) atípico a medio camino entre un barril y una caravana que puede alojar hasta cinco personas para pasar la noche. Otro alojamiento llamado "La Ruche" está reservado a las parejas. A 600 metros de altitud, este divertido barril tiene una ubicación ideal. En invierno, puedes calzarte las raquetas y dar un paseo por la nieve o planificar una jornada de esquí de fondo en la estación de Les Gentianes, en Morbier. Un poco más lejos, se puede llegar a las estaciones de Les Rousses y Métabief. Y a la vuelta de las pistas, en el barril, podrás disfrutar de una raclette... ¡o de un Mont d'Or, por supuesto!

Noche insólita en el Jura en La Barrique des 4 saisons (Enlace externo)

Un chalet de madera en los Alpes del Sur

A las puertas del Parque Nacional de los Ecrins, en los Alpes del Sur, Vallouise es uno de los bonitos y auténticos pueblos de montaña con encanto intemporal. Así que, ¿por qué no detenerse a pasear por las estrechas calles y pasar la noche en un chalet de madera en el camping Huttopia? Un alojamiento inusual calentado por una estufa de leña y equipado con terrazas que ofrecen una magnífica vista de los picos nevados. A Puy Saint-Vincent, una de las estaciones de esquí más cercanas, se llega en sólo 10 minutos con un servicio de transporte. Los esquiadores de fondo pueden disfrutar de los 30 kilómetros de pistas de Pelvoux-Vallouise mientras se toman el tiempo de admirar la belleza del paisaje.

Dormir en un chalet de madera de Huttopia en un pueblo del Pays des Ecrins (Enlace externo)