Los 5 trenes más altos de Francia

Viajar a bordo de los trenes más altos de Francia nos ayudará a descubrir paisajes espectaculares, poblaciones de postal y una gastronomía excepcional, respetando al máximo el medioambiente.

tren-cremallera

1. Tramway du Mont-Blanc - El tren más alto de Francia, Alpes - 2.372 m

Durante la edad de oro de los grandes remontes mecánicos, a comienzos del siglo XX, existió la idea de construir una línea férrea desde Saint-Gervais hasta la misma cumbre del Mont Blanc, a 4.812 m. Problemas con los presupuestos, accidentes, orografía y clima, impidieron que dicho sueño se llevara a cabo y en el Mont-Blanc las obras (iniciadas en 1906) se detuvieron en la cota 2.372 m, en el Nid d´Aigle, construyéndose en 1912 una pequeña estación por encima del glaciar de Bionnassay y por debajo del refugio de Tête Rousse. El Tramway du Mont Blanc lleva a los pasajeros a la meseta de Bellevue (1.800 m), antes de llegar al Nid d'Aigle (2.372 m). Las primeras locomotoras en funcionamiento a partir de 1913 eran de vapor y fueron sustituidas en 1956 por unas eléctricas, llamadas Anne, Jeanne y Marie, en honor a las hijas del propietario de la empresa en aquel momento.
Desde esta primavera empezó una renovación completa del Tramway du Mont Blanc que debería ser efectiva durante la temporada de invierno 2022/2023, incorporando además una cuarta locomotora, Marguerite, del nombre de la cuarta hija del antiguo propietario. A nivel gastronómico, en el Nid d´Aigle encontramos un nuevo refugio situado frente a la Pointe Percée, el punto más alto del macizo de Aravis, y dominado por las Aiguilles du Goûter (3.863 m) y Bionnassay (4.052 m). En la terraza podemos disfrutar de una buena fondue, embutidos y quesos locales. En el pequeño chalet ubicado en la estación superior del teleférico de Bellevue (1.812 m) sirven también excelentes platos, incluyendo repostería casera.

tren-artouste

2. Tren de Artouste: en el valle de Ossau, Pirineos - 1.940 m

El antiguo tren de vía estrecha (50 cm) que transportaba a los obreros que construían la presa del lago de Artouste se reconvirtió en tren turístico a mediados de los años 30. Inicialmente, para subir hasta el Col de la Sagette (1.920 m), donde encontramos el punto de partida del tren, se utilizaba un teleférico que partía desde el lago de Fabrèges (1.204 m), siendo sustituido por un telecabina en 1984. Actualmente, la línea panorámica sigue el mismo trazado de 10 km de antaño, sobrevolando literalmente el valle del Gave de Soussouéou. Situado muy cerca del Puerto del Portalet, el tren funciona de finales de mayo a comienzos de octubre. Con una duración de unos 45-50 min por trayecto, el trenecillo nos descubre un paisaje de alta montaña realmente espectacular, siendo esta una excursión ideal para familias con niños, con el añadido de poder comer en el lago de Artouste en el Restaurant du Lac, donde sirven especialidades regionales y bebidas a muy buen precio. Desde la estación superior parten itinerarios muy interesantes ideales para los amantes del senderismo, las travesías y las ascensiones de alto nivel. En la estación de salida del tren, situada en el Col de la Sagette, encontramos el restaurante Le Panoramic, con una terraza espectacular y una buena selección de productos de la región.

Tramway-Mont-Blanc

3. Cremallera de Montenvers: en el valle de Chamonix, Alpes - 1.913 m

Inaugurado en 1910, el tren cremallera nos conducirá cómodamente desde Chamonix hasta el glaciar de la Mer de Glace, el más largo de Francia, invirtiendo unos 20 minutos. Las agujas rocosas de les Drus, las Grandes Jorasses y la Aiguille des Grands Charmoz se dejan ver en todo su esplendor. Una vez llegamos a Montenvers, podemos pernoctar en el elegante Refuge du Montenvers, un hotel restaurado que mantiene la esencia de las antiguas hostelerías de antaño, con el lujo actual. El restaurante del hotel es sencillamente excepcional, ofreciendo al visitante y al montañero una selección de los mejores productos locales, apoyando al 100% la política de km 0. Un pequeño telecabina nos ayudará a bajar hasta una gruta de hielo excavada en el interior de la Mer de Glace. Famosa desde la visita de los británicos Windham y Pococke en 1741, la Mer de Glace es un testigo vivo de los cambios climáticos de nuestro tiempo. Unas obras de reconfiguración del recinto comenzaron esta primavera y el nuevo telecabina Mer de Glace abrirá sus puertas en diciembre de 2023, mientras el centro de interpretación del clima y los glaciares "Glaciorium" está previsto para diciembre de 2024. Este verano, el sitio de Montenvers seguirá siendo accesible a los visitantes con el tren de cremallera. El teleférico estará en funcionamiento y la cueva permanecerá abierta al público.

tren-amarillo

4. Petit Tren Groc (Tren Amarillo): el «canario» de los Pirineos - 1.593 m

Ideal para una excursión familiar de un día, ya sea desde Perpignan y Villefranche-de-Conflent (población fortificada de visita obligada) o desde Latour-de-Carol o Bourg-Madame. Si partimos de Villefranche, a unos 450.m de altitud, iniciaremos sin prisa pero sin pausa la espectacular subida hacia Mont-Louis y Bolquère, poblaciones situadas a más de 1.500 m. A nivel histórico, el último tramo hasta Latour-de-Carol, que permitía la conexión con el Transpyrénéen, se finalizó el 6 de agosto de 1927 y en 1928 la línea amplió su frecuencia. La línea de vía métrica (63 km) tiene su punto culminante en la estación de Bolquère-Eyne (1.592 m), cruzando por 19 túneles y numerosos puentes, alguno de los cuales son auténticas obras maestras de la ingeniería ferroviaria. Ineludibles la visita a las poblaciones fortificadas de Villefranche-de-Conflent y Mont-Louis, ambas poblaciones están clasificadas como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco como parte de la red de grandes sitios de Vauban. También recomendamos comer en los restaurantes La Poule au Pot y La Gallina en Font-Romeu, visitar el horno solar de Odeillo y dar un buen paseo por Les Angles y el Lago de Matemale, con mil y una actividades para toda la familia durante todo el año. La línea del Tren Amarillo atraviesa el Parque Natural Regional de los Pirineos Catalanes pasando por 22 pueblos y aldeas. De ellas, 8 son paradas obligatorias (estaciones) y 14 son paradas opcionales: el tren sólo se detiene a petición o cuando los pasajeros están de pie al borde de la vía.

mont-blanc-express

5. Mont Blanc Express: a los pies del Mont-Blanc y la Aiguille Verte, Alpes - 1.387 m

El Mont-Blanc Express es una línea de alta montaña con vagones panorámicos (en verano) que une dos poblaciones tan importantes a nivel turístico, histórico y deportivo como son Chamonix (Francia) y Martigny (Suiza). El tren atraviesa tramos equipados con cremallera, pasando por las principales poblaciones del dominio esquiable de Chamonix, hasta llegar a la bucólica Argentière. Al llegar a Montroc (1.363 m), el tren cruza el túnel des Montets y llega hasta la boca norte (1.387 m), donde inicia un pequeño descenso hacia Le Buet y Vallorcine (1.260 m), para seguir avanzando hasta la frontera y bajar a continuación hasta Martigny. Desde Chamonix hasta Martigny, podemos disfrutar de la maravillosa gastronomía de montaña transfronteriza, primando las carnes (cordero, ternera y pato), los quesos y los embutidos. El recorrido es gratuito entre Servoz y Vallorcine (tren SNCF del valle de Chamonix) previa presentación de la tarjeta de huésped del valle de Chamonix (carte d´hôte de la Vallée de Chamonix), una tarjeta entregada gratuitamente por el proveedor del alojamiento a tu llegada y que te proporciona numerosas ventajas.

saint-martin-canagou

...Y el tramo más alto: Porté-Puymorens, Toulouse – Latour-de-Carol - 1.562 m

Es el primer tramo de ferrocarril de línea de ancho europeo más alto de Francia. Durante muchos años fue la gran vía de llegada al Pirineo desde París y el centro de Francia. La llegada hasta Latour-de-Carol desde Toulouse implica tener que cruzar el túnel de Puymorens, inaugurado en 1929, y llegar hasta Porté (1.562 m), cuya estación de ferrocarril se encuentra situada muy cerca de la bucólica estación de esquí de Porté-Puymorens. La línea va ganando desnivel progresivamente, pasando por varias poblaciones con un gran interés histórico y turístico como pueden ser Foix, con su espectacular castillo, Tarascon-sur-Ariège, con sus cuevas y áreas dedicadas al origen del hombre, o Ax-les-Thermes, con sus balnearios y su famosa estación de esquí. Desde Latour-de-Carol parten varios trenes diariamente hacia Puigcerdà y Barcelona (Renfe), siendo esta una de las pocas líneas transfronterizas que todavía circulan por el Pirineo.

Orange recomienda

¿Sabías que el mayor museo ferroviario de Europa está en Francia? La Cité du Train-Patrimoine SNCF se encuentra en Mulhouse (Alsacia) y sus tres espacios de exposición te sumergirán en la época heroica del ferrocarril desde el siglo XIX hasta nuestros días. Desde las primeras locomotoras de vapor hasta el TGV (Tren de Alta Velocidad), comparte tu visita en directo gracias a la calidad de conexión de la red de Orange.