7 buenas razones para venir a Courchevel y Méribel durante el Campeonato Mundial de esquí alpino

¿Y si éste fuera el año adecuado para descubrir el mayor dominio esquiable del mundo? El ambiente promete ser deportivo y festivo en las pistas de Méribel y Courchevel y fuera de ellas durante el Campeonato Mundial de Esquí Alpino organizados del 6 al 19 de febrero de 2023 en el corazón del dominio de los 3 Valles. Grandes sensaciones al alcance de todos, una magnífica oportunidad para disfrutar del aire fresco de la montaña y de las ventajas de estas dos emblemáticas estaciones alpinas. Alojamientos con encanto, restaurantes comprometidos, actividades ecorresponsables, todo tipo de animaciones, esquí... ¡este es un resumen de las buenas razones para venir a Méribel y Courchevel este invierno!

Un ambiente festivo para acoger a los atletas

El invierno se presenta más festivo que nunca en los Alpes. En Méribel, muy cerca del Parque Olímpico, el barrio de Chaudanne vivirá al ritmo del Campeonato Mundial de Esquí Alpino: sorteo de dorsales, entrega de medallas, conciertos nocturnos gratuitos con artistas nacionales e internacionales, mientras que Courchevel acogerá las ceremonias de apertura y clausura y un pueblo de espectadores muy animado en Courchevel Le Praz. Durante quince días, más de 600 esquiadores representantes de 75 países competirán en seis disciplinas: descenso, super-G, eslalon, eslalon gigante, combinada y paralelo.

Alrededor de los lugares de competición, habrá actuaciones artísticas y bandas de música que calentarán el ambiente. Y para que no te pierdas nada de la acción, se instalarán zonas para aficionados de acceso gratuito con pantallas gigantes alrededor de las pistas Eclipse y Roc de Fer para que los esquiadores puedan ver a los corredores de descenso y eslalon competir a más de 120 km/h. Para la foto final, dirígete a la zona de meta o a las gradas para los más afortunados. Y si te apetece lanzarte tú también, siempre puedes calzarse los esquís y descender por las pistas de Courchevel y Méribel.

Tampoco conviene perderse el Festival internacional de Fuegos Artificiales de Courchevel, que este año celebra su vigésimo aniversario. ¡Otra buena razón para clavar tus bastones de esquí en Savoie!

Un dominio esquiable único en el mundo para deslizarse y superarse

Con más de 600 kilómetros de pistas, el dominio de los 3 Valles es un paraíso nevado para esquiadores de todos los niveles. Alexis Pinturault, un joven de la localidad, te lo confirmará. A excepción de los dos lugares de competición, reservados a los atletas, todas las pistas de Courchevel y Méribel erán accesibles a todos los esquiadores, es decir, el 99% del dominio esquiable de los 3 Valles. Para experimentar sensaciones únicas en altitud, los profesionales de la montaña ofrecen cursos de Team Rider, salidas nocturnas con linternas frontales con aperitivo o al amanecer con desayuno servido en la cima del Saulire. Los 3 Valles son también un gran terreno de juego para los principiantes, con varias pistas divertidas para ganar confianza y practicar el snowboard, descubrir el snowboard a partir de los 8 años y divertirse en un boardercross renovado y adaptado a las familias.

Actividades suaves para evadirse al aire libre

Porque la montaña no se limita al esquí alpino, en Méribel y Courchevel se ofrecen multitud de actividades ecorresponsables para disfrutar del aire puro y los paisajes inmaculados de los 3 Valles: esquí de fondo en el bosque, paseos con raquetas alrededor del lago de la Rosière, o iniciación al biatlón y al esquí de travesía en una nueva pista dedicada a ello. Aún más insólitos son los paseos a caballo con esquís y en bicicleta de montaña por la nieve. Los amantes de la naturaleza pueden contemplar águilas, corzos y rebecos desde el aire con una experiencia de parapente en la reserva natural de Plan de Tuéda o en tierra con un juego de pistas gigantesto. Los niños también disfrutarán de un descenso en trineo por la pista Mission Black Forest, con sus 28 curvas: ¡la emoción está garantizada! Mientras tanto, los adultos pueden relajarse tomando una clase de yoga en altitud o aprendiendo Qi-gong en un meditativo paseo con raquetas de nieve.

Lugares para relajarse y desconectar

No hay vacaciones en la montaña sin après-ski, la parada de descompresión imprescindible tras un día en las pistas. Estaciones festivas por excelencia, Méribel y Courchevel cuentan con numerosos lugares de convivencia para compartir una copa y unos manjares mientras se relatan los logros deportivos del día, como el bar de vinos La Tanière o el emblemático Folie Douce.

Entre los nuevos lugares que hay que probar este año en Courchevel, la nueva terraza del hotel Carlina, con su increíble vista de las cumbres nevadas, ideal para disfrutar de un aperitivo gourmet en un ambiente musical, o el Bar de Madame, situado en el hotel La Sivolière, famoso por sus cócteles de autor. Para un après-ski fuera de lo común, Courchevel Aventure propone pasar la tarde a bordo de una máquina pisanieves. Tras un ascenso musical, podrás disfrutar de una degustación de productos locales: queso raclette, charcutería acompañada de vinos de Saboya y tarta de frutas silvestres. También puedes dejarte tentar por una sesión de aromaterapia para recuperarte del esfuerzo en el centro acuático Aquamotion.

Mesas gourmet para despertar los sentidos

Mesas con estrellas Michelin en los restaurantes de altitud, pasando por direcciones ecorresponsables que apuestan por los productos locales como los quesos de Saboya, la charcutería, las frutas silvestres y los génépi. De los 40 restaurantes con estrella de los Alpes, 9 están en Courchevel. Los aficionados al esquí que hayan venido a apoyar a los atletas durante el Campeonato Mundial de Esquí Alpino y estén deseosos de probar nuevas experiencias culinarias querrán visitar el restaurante Sylvestre, recientemente galardonado con una estrella, o el Altiplano, el restaurante peruano del K2 Palace, especializado en cocina a la brasa. En Méribel, la residencia Pierre et Vacances L'Hévana alberga una nueva dirección: Le Partajo, que ofrece especialidades de montaña y tablas para disfrutar en la terraza. El restaurante también dispone de una bodega con 350 referencias y una charcutería gourmet.

Alojamiento con encanto y acogedor para acurrucarse y recargar las pilas

Chalets, hoteles, pisos, residencias, pueblos de vacaciones, casas rurales, palaces, habitaciones de huéspedes... En Méribel y Courchevel, la oferta de alojamiento es inmensa y no se limita a los hoteles de lujo, aunque las dos estaciones cuentan con cerca de veinte hoteles de 5 estrellas y cinco Palaces... Durante el Campeonato Mundial de Esquí Alpino, sólo el 15% de las camas estarán reservadas para los equipos y los medios de comunicación, lo que deja a los visitantes una amplia elección para encontrar un nido acogedor.

En Courchevel, el Chalet Centenary, de la Colección Cimalpes, combina arquitectura tradicional con decoración contemporánea, mientras que en Méribel, la residencia Le Yana ofrece magníficas vistas de las cumbres nevadas, un nido accesible esquiando para los esquiadores experimentados o en telecabina desde el centro de la estación.

Este invierno también se inauguran nuevas instalaciones de bienestar. El renovado hotel Le Mottaret cuenta con un nuevo espacio de relajación, una sala de masajes y una sala de deportes. Para un completo paquete de salud y bienestar, la residencia Antarès cuenta con un spa de 800 m² donde los visitantes pueden disfrutar de tratamientos naturales y de belleza y curas energizantes.

Un destino ecorresponsable

Conscientes de los retos que plantea la protección del medioambiente y la preservación de la biodiversidad local, las estaciones de Méribel y Courchevel están tomando medidas concretas para limitar el impacto de las actividades deportivas de invierno mediante la instalación de paneles solares en los tejados de varios remontes para suministrar energía limpia y local. En Méribel, se espera que la central fotovoltaica bifacial Solaire Express produzca más de 120.000 kWh/año en verano y en invierno gracias a la reverberación de la nieve.

Para reducir las emisiones de CO² y mejorar las condiciones de circulación en torno a las estaciones durante el Campeonato Mundial de Esquí Alpino, se fomentará fuertemente la movilidad suave para llegar a los lugares con la puesta en marcha de un plan de movilidad desde varias ciudades de la región de Auvernia-Ródano-Alpes (Lyon, Grenoble, Annecy, Chambéry, Albertville), así como ciudades del valle del Tarentaise donde se instalarán aparcamientos disuasorios.

Cita en Courchevel y Méribel, en Los Alpes